LA VENGANZA DEL PIROMANTE – Carolina Casado

miércoles, 21 de noviembre de 2018



«
La historia se desarrolla en Xeredhia, una región marcada por sus tres estamentos sociales: los guerreros, defensores de la región; los alquimistas, encargados de preparar poderosas pociones; y los mundanos, sin voz ni voto en la región.


La vida de Lyra en Xeredhia se podría calificar de sencilla: es una joven alquimista que busca su lugar en el superficial mundo que la rodea. Por otra parte, Navid es un simple mundano que solo desea ampliar sus conocimientos, sin más pretensiones que llevar una vida digna. Sin embargo, sus caminos se cruzan inevitablemente. El frágil lazo que los une coge fuerza cuando la región se ve amenazada por un terrible crimen. Lyra y Navid, junto a sus inseparables amigos, deciden desentrañar el misterio de la amenaza que se cierne sobre Xeredhia.
»




¡Buenos días de miércoles! Antes de ponerme con la reseña, este mes va a ser un caos en cuanto a publicaciones. Estamos buscando piso y estamos agobiaditos perdidos y no me da la vida para leer, así que menos aún para ponerme al día con las reseñas, al ritmo que yo esperaba. En fin, hace dos mes (lo sé, no tengo vergüenza, ni la he conocido) la bonita de Carolina se puso en contacto conmigo para ofrecerme leer su novela. La verdad es que la historia me parecía que podía encajar con mis gustos y además estaba buscando algún libro entretenido que me sacase poco a poco del bloqueo lector, así que le di una oportunidad. Como adelanto os diré que la novela me gustó y que aunque hubo cosas negativas, en líneas generales fue un libro con el que disfruté. 

La historia nos traslada a Xeredhia, una nación que conquistó a sus vecinos, a fin de lograr la supremacía absoluta. Dicha región se encuentra dividida en tres estamentos que determinan el estatus social y las capacidades de cada persona en función del grupo al que pertenezca. Solo con ver a una persona, sabes a cual pertenece. Este tipo de planteamiento me resulta muy atractivo en las novelas de fantasía, ya que da mayor profundidad a la trama. Es cierto que puede resultar algo manido, pero a mí es algo que me apetece leer, siempre y cuando tenga un fundamento en la historia y su desarrollo sea consciente y exhaustivo. Conforme avanza la historia, la autora nos va mostrando detalles de esta sociedad y de sus estamentos. Así a través de esta idea, va dejando pequeñas ideas como la desigualdad que genera este tipo de sistema estamental, lo importancia de pertenecer a una gran familia, como el pertenecer al estamento más bajo condiciona tu vida desde el instante en que naces o como las mujeres no son aceptadas en estamentos como el de los guerreros (injustísimamente).

La trama se centra en averiguar quién o qué es lo que amenaza la tranquilidad de Xeredhia (no digo nada para no spoilear) motivo por el cual, nuestros protagonistas deberán investigar los extraños sucesos que se van desarrollando. La idea está bien y resulta bastante atractiva al juntarla con el universo que crea la autora y que está presente en todo momento. Hay intriga y la trama se encuentra en constante movimiento, lo que hace que la lectura resulte amena y te mantenga dentro de la historia, haciendo que tus ganas de saber que va a ocurrir, no decaigan. Además un punto a favor es el romance. Hay romance ya que creo que es una historia dirigida más bien a un público juvenil, y es lo que suele pedir este tipo de novelas, pero no da la sensación de estar metido con calzador ni cae en los cliques típicos que vemos en novelas como Los juegos del hambre o Divergente. Me gustó mucho que la relación que surge entre los personajes sea paulatina y no caiga en el odioso instalove. Además lo que los personajes puedan sentir, no condiciona sus actos ni es el motor de la novela. Es algo que está ahí, que adereza, pero que no resta protagonismo a la trama principal.


Hasta aquí todo bien, pero vamos con lo que no me convenció. Lo peor fue que esperaba más. Cuando cogí el libro, antes de comenzarlo, esperaba magia. Mucha magia. Pero aunque es cierto que la autora habla sobre la alquimia, para mí no tuvo el peso que creía que iba a tener, o que podía haber tenido. Es una cuestión de expectativas, pero es algo que empañó un poco la lectura. Por otro lado, la historia resulta un poco previsible. Sabemos de la existencia de los piromantes, pero no se habla de ellos hasta cierta parte, lo cual es un spoiler en sí mismo. Por último, eché de menos una trama basada en las intrigas políticas. Que hubiese un malo malísimo, ya que el que hay (que no voy a nombrar) parecía un villano de los potentes por sus ideales, pero a mí se me quedó en poca cosa. Me hubiese gustado un mayor desarrollo y haber visto plasmado un claro perfil de antagonista.


Nos encontramos ante la primera novela de Carolina y eso es algo a tener (muy) en cuenta. Que una autora novel sea capaz de plasmar un mundo complejo, a través de una idea clara y coherente, es digno de elogio. La narración es amena y ligera, a pesar de sus largos capítulos, el libro me duró apenas dos días. A pesar de su extensión y de que el principio pueda resultar algo lento quizás, resulta una lectura dinámica. En parte esto es gracias al magnífico trabajo que hace la autora con las descripciones. Son cuidadas y detalladas pero sin caer en el exceso, lo que hace que comprendas la historia pero sin que esta resulte tediosa.


En cuanto a los personajes, solo decir que están bien construidos y que en todos se observan características muy humanas que les hacen más reales. La autora no se conforma con crear a un grupo de personajes con un tipo de personalidad, sino que les dota de traumas e inseguridades, que no tienen reparo en mostrar. Todos tienen una relevancia en la historia y son coherentes en todo momento. En líneas generales, me gustaron todos. Lyra y Navid son buenos protagonistas, a la altura de la trama. En cuanto a Gyindo y Aghea, me quedé con ganas de saber un poquito más pero tienen su lugar en la historia.  Eso sí, me quedo con Shurith por la profundidad del personaje y por toda la oscuridad que envuelve su vida y de la cual trata de salir.


La venganza del Piromante es una novela de fantasía juvenil que si bien tuvo cosas que no acabaron de convencerme, me mantuvo enganchada, dejándome un buen sabor de boca. Si os gustan este tipo de libros donde aparece la magia y hay un mundo propio, os recomiendo darle una oportunidad.

6 comentarios :

  1. Hola!!
    Estoy igual que tú jeje agobiadita con la búsqueda de piso, al final se va para febrero. En cuanto al libro no es un género que me llame demasiado, así que lo dejo pasar.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Carolina me mandó su libro hace cosa de un año (lo tengo hasta firmado) y a mí me gustó mucho, aunque tiene algunas cosas jaja así que en eso estamos de acuerdo
    Yo ya tengo ganas de que saque algo pronto
    Besitoos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me gusto mucho como plasmaste todas las tus ideas en tu reseña, me hizo querer leerlo aunque en algunas cosas no me llamo tanto la atención.

    ResponderEliminar
  4. La fantasía no es un género que me atraiga, así que esta vez no me lo apunto... :(
    Te deseo mucha suerte con la búsqueda de piso ;)
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  5. Nunca había visto este libro, y la verdad es que suena bien. El tema de los alquimistas en general no me hace mucha gracia, pero lo que cuentas de que la relación no es instalove me atrae bastante :D

    ResponderEliminar
  6. Hola, no conocía la novela, y, aunque la fantasía de vez en cuando me gusta como género literario, no creo que me anime a leerla, pues por tu reseña veo que no me atraparía del todo.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar