EL VUELO DE LENA – Sara Ballarín

martes, 5 de junio de 2018



«Lena tiene veintiséis años y vive con su padre, un afamado novelista que pasa la mayor parte del tiempo fuera, y su abuela en una lujosa casa de Madrid. Su vida vacía y gris se divide entre el trabajo en una tienda, salir con sus amigos y acostarse de manera intermitente con Daniel.

Pero todo cambia el día en que su padre le hace un regalo que pondrá del revés todo su mundo y que le dará unas alas que nunca se atrevió a tener: un libro con las memorias de su abuela, que esta grabó en los que fueron, sin saberlo, los últimos días de su vida.


El vuelo de Lena muestra que no podemos vivir anclados en la tristeza y pone voz al legado entre mujeres, palabras que generación tras generación nos liberan y nos recuerdan que lo más importante es alzar el vuelo.
» 





¡Buenos días de martes familia! Hoy os traigo la nueva novela de Sara Ballarín. Con su primera novela me conquistó, y me volví a reencontrar con ella hace poco con su segunda novela “Contigo en el mundo”. Si la primera novela me conquistó, la segunda me dejó con un sabor agridulce ya que tenía muchísimas expectativas y no acabaron de verse cumplidas del todo. Por eso, cuando vi que en E.A ofrecían ejemplares de esta tercera novela, no pude resistirme y logré hacerme con uno, para darle otra oportunidad a la autora. Desde ya mismo os adelanto que he logrado reconciliarme con Sara y sus historias volviendo a encontrarme con la autora que descubrí en El cuaderno de Paula”. 

Lena es una joven que deambula por la vida sin apenas preocupaciones. Vive en la casa familiar junto a su abuela Yayi y su padre, el cual al ser un afamado escritor, apenas para por casa por culpa de sus continuos viajes de trabajo. Con un trabajo sencillo, unos amigos que la apoyan y una persona especial que le alegra los días, tiene todo lo que cree necesitar en su tranquila vida. La muerte de personas muy cercanas a ella, es lo que ha hecho que no aspire a nada más que a ver pasar los días tratando de conformarse con ser en cierta forma feliz. Por desgracia un último golpe está por llegar, y lo hará acompañado de un libro que tratará de removerla por dentro haciendo que florezcan esas ganas de volar.

La sinopsis deja claro que en esta novela nos vamos a encontrar con una trama romántica que a su vez está aderezada con una historia de superación. Al igual que en sus anteriores novelas, la autora nos muestra cómo va surgiendo una relación de forma paulatina. Tanto Lena como Daniel han aceptado desde el primer momento que hay una conexión sexual, pero poco a poco se van dando cuenta de que esos encuentros se quedan cortos para ambos ya que están comenzando a sentir algo más emocional y profundo que no saben si son capaces de gestionar. Como veis, no es una trama novedosa que goce de una especial profundidad, pero es de esas historias que sin tener grandes giros ni sorpresas, engancha desde el preciso instante en que las comienzas a leer. Para mí existen dos tramas diferenciadas que se van presentando de forma simultánea. Por un lado está la historia de Lena en la que vemos su relación con Daniel, el trato con su padre y su día a día. Por otro lado está la historia de Yayi y cómo logra hacer que Lena evolucione y trate de reconciliarse con sus fantasmas.


Lo que valoro mucho de esta novela es que por sí sola, la historia de Lena logra enganchar desde el primer momento, y la autora podría haberse limitado a desarrollar una historia de amor bonita y divertida, sin mayores pretensiones. Sin embargo, Sara Ballarín no se conforma, y decide crear la historia de Yayi, y enfocarla de la manera en la que aparece en la historia, ayudando a Lena a evolucionar y crecer. Para mí, este es el mayor acierto ya que otorgar una mayor profundidad a la trama, creando un libro que no solo está bien y es entretenido, sino que te hace sacar cosas buenas conforme lo vas leyendo, dejando un mensaje importante. Estos detalles son los que creo que hacen que una trama, a priori, sin mucha chicha, se convierta en una buena historia que merece la pena leer.


A nivel narrativo he vuelto a encontrar con una manera de escribir fresca, amena y divertida que aporta agilidad y dinamismo a la lectura.
Me gusta que el lenguaje sea coloquial y cercano, sin grandes florituras, ya que acerca cada escena al lector. Eso sí, a veces es cierto que peca un poco de excesivo porque hasta yo, que tengo 25 años, hay cosas que no digo y eso que soy más de pueblo que las amapolas. Aun así no es algo que empañe la lectura porque sigue siendo una novela que se lee en un suspiro. Cuenta con capítulos muy cortitos que hacen que devores la novela en cuestión de días sin perder el interés en ningún momento ya que aunque la historia pueda resultar sencilla, no decae y la trama mantiene un ritmo constante.


Lo que más me gustó de la novela son sus personajes. En todos y cada uno de ellos se observa un gran trabajo. Son personajes muy humanos con los que es tremendamente fácil sentirte identificada. En el caso de Lena compartía muchas cosas, no solo la edad, y eso hizo que la cogiese cariño desde el primer momento. Es una chica a la que los golpes de la vida le han hecho fuerte. Es tremendamente emocional pero a su vez está encerrada en sí misma, y eso es algo que me hizo entenderla. Dani por el contrario, aunque me pareció un chico muy dulce, llegó un punto en el que me pareció excesivamente idílico, aunque no me importaría que me susurrase a Love os lesbian. En cuanto a los secundarios me quedo con Yayi y con Lidia. Yayi me parece un personaje entrañable y luchador, y me gusta mucho su historia porque en parte representa a muchas de nuestras abuelas.


El último punto a favor que tengo que comentar es la banda sonora que ha elegido la autora para esta novela. Lory Meyers, Supersubmarina, Pink Floyd. Me encantan las novelas en las que la música tiene un papel, por pequeño que sea, porque me permite conectar mucho con los personajes.



El vuelo de Lena es una novela romántica que recomiendo a todas aquellas personas que se enamoraron de Paula en la primera novela de la autora. Si os gustan las novelas amenas y cercanas sin grandes pretensiones y que se leen en un suspiro, os recomiendo darle una oportunidad. 


REINO DIVIDIDO – Joelle Charbonneau

viernes, 1 de junio de 2018

 
«Desde que presté juramento como adivina de Eden, una visión se me aparece cuando las estrellas brillan. Veo dos caminos partiendo del orbe de Eden. Al final de ambos hay una corona. Un cubierto de oscuridad, otro bañado de luz. Debéis seguir la antigua ley de Eden como vuestro juramento lo ordena, solo entonces podremos estar seguros de que hemos seguido la luz.

Los gemelos Carys y Andreus no estaban destinados a gobernar Eden. Con su hermano mayor en la línea de sucesión al trono, el futuro del reino estaba asegurado. Pero cuando el rey y el príncipe heredero son asesinados, Eden necesita un monarca.


Con su país y sus corazones divididos, Carys y Andreus descubrirán lo que son capaces de hacer para conseguir la corona. ¿Cuánto tiempo pasara hasta que la sospecha y la sed de poder lleve a la traición?»



¡Buenas tardes de Junio familia!  Antes de nada quiero informar de que a partir de hoy voy a publicar entradas tal que así: una semana el viernes, y otra el martes y el domingo. Lo hago porque me he dado cuenta de que con el planning que llevaba ultimamente, es incompatible con el trabajo y uno de los principales motivos por los que no he subido casi nada. Espero que con este arreglo deje de vaguear y darme un mayor margen para leer y planificar las entradas. Y ahora, vamos a por lo que nos interesa. Hace unas semanas, la editorial DNX España anunció la publicación de esta nueva novela y yo tras leer la sinopsis y ver la dinámica de poblaciones que llevaba la editorial y lo mucho que me habían gustado, solicité un ejemplar y pude hacerme con él. Os adelanto que me ha durado dos días y que estoy deseando que se publique la segunda parte de la bilogía. 

Carys, princesa de Eden y Andreus, príncipe de Eden, son dos hermanos gemelos que de la noche a la mañana se ven obligados a enfrentarse en un conjunto de pruebas que serán las que dictaminen cuál de los dos será el gobernante del reino, tras las muertes de su padre, el rey y del futuro heredero, su hermano Micah. Solo existe una corona pero ambos tienen derecho a ella, por ello se ven obligados a enfrentarse a una serie de pruebas destinadas a analizar las Siete virtudes, y que dictaminarán quien está realmente preparado para sustentar la corona de Eden.

Desde el primer momento en que leí la sinopsis, quedé atrapada en la trama porque me llamó muchísimo la atención. El tema central de la novela es la disputa en que se ven envueltos Carys y Andreus por lograr obtener la corona. Esta idea por si sola me resulta tentadora y hace que la novela tenga bastante potencial, pero la autora a pesar de tener una idea valida, decide aderezarla con diferentes tramas que otorgan una gran profundidad a la novela, haciéndola más interesante. A lo largo de las 345 páginas que componen la novela, nos sumergimos en un mundo en guerra en el que las traiciones, las luchas de poder, los intereses políticos y las confabulaciones harán que devores la novela en cuestión de días.


Me costó un poco entrar en la historia. Los primeros capítulos me resultaron muy introductorios ya que se centran en narrar la ambientación, a los protagonistas, el reino de Eden y su situación actual. Sé que era imprescindible para encuadrar la novela, pero me resultó algo lento. Eso sí, una vez superados estos capítulos, no pude soltar el libro porque la autora introduce giros constantes, que hacen que quieras saber que va a ocurrir y quien está detrás de las intrigas que se van descubriendo. Algunos giros pueden resultar predecibles, pero lo cierto es que hay muchos que te dejan sin saber por dónde ha venido ese nuevo acontecimiento y en lo que puede suponer para el desarrollo de la historia. Algo curioso es que este libro es catalogado como fantasía pero resulta que hasta prácticamente el final de la novela no se aprecia nada que haga referencia a ello. Algo muy inteligente ya que deja una enorme puerta abierta para la segunda parte de la bilogía.


La forma que tiene la autora de enlazar las voces argumentales me ha conquistado. Nos encontramos con una historia narrada en tercera persona en la cual, se intercalan capítulos narrados desde dos voces, las de Andreus y Carys. Esto permite tener una visión global de lo que ocurre con ambos protagonistas, como viven las pruebas y hacia donde evoluciona su posición con respecto al trono. Otro punto positivo es que la narración resulta amena y fluida lo que hace que se lea en un suspiro gracias también a la acción e intriga que añade la autora en cada capítulo. Por otro lado, algo que no ha acabado de convencerme es la escasez de descripciones. La autora nos sumerge en un mundo lleno de enigmas que no explica. Conforme leía eché en falta más detalles sobre Eden y por qué es tan relevante la luz, así como una descripción más detallada sobre los Xhelozi y su poder.


Los personajes me gustaron bastante y creo que encajan gracias al gran trabajo de desarrollo que hay en ellos. Me gusta que conforme avanza la historia se vea una continua evolución en los dos protagonistas. Carys me conquistó desde el principio y estoy segura de que va a protagonizar cosas muy interesantes. Andreus me gusta como personaje a pesar de lo que pueda parecerme, ya que su desarrollo va muy acorde a lo que se espera en este tipo de novelas. Algo que no me gustó y que tiene que ver con los personajes fue el instalove que surge entre Carys y alguien que aparece de la nada y que me da a mí que va a desencadenar en un triángulo amoroso insustancial. Es cierto que apenas hay romance, y lo que hay queda en un segundo plano (lo cual agradezco), pero hay alguna escena, que aunque no fastidia la novela ni la resta valor, pues queda insulso.



Reino dividido es una novela de fantasía que os recomiendo. Gracias a una narración ágil y fluida hace que con su trama atrapante logre enganchar al lector devorando la novela en cuestión de días. Si te gustan este tipo de novelas y estás buscando una ligera con intrigas y giros inesperados, te aseguro que es una opción a tener en cuenta.
 

MINI RESEÑAS XII – Primavera timidesca

domingo, 27 de mayo de 2018

¡Buen fin de semana familia! Espero que hayáis podido disfrutar de este fin de semana al máximo y que aprovechéis lo poquito que queda. Hoy os quiero traer una nueva entrega de mini reseñas porque a pesar de mi parón lector, antes de las vacaciones leí varias novelas y quería traeros mi opinión sobre ellas. Eso sí, os aviso que puede que se vienen empañadas por esas pocas ganas que tenía, así que no os fieis del todo de mi criterio esta vez. Vamos allá.


EL CHICO QUE DIBUJABA CONSTELACIONES – Alice Kellen

Alice Kellen es una de esas autoras que sin necesidad de que lea sus sinopsis ya logra crearme esas ganas locas de hacerme con sus novelas, y eso a veces, supone un problema. Cuando anunció esta publicación, yo me la anoté en preferentes, para hacerme con ella en cuanto pudiera. Por desgracia, iba con unas expectativas tan sumamente altas, que acabó quedándose algo escasa para mí.


La historia de Valentina y Gabriel es preciosa, pero esperaba otra cosa. La vi muy idílica y empalagosa. Pero mi mayor problema fue la narración. No me gustó que fuese contada en pasado y que hubiese párrafos infinitos que en ocasiones parecían más un monologo que otra cosa. Aun así os recomiendo leerla porque merece la pena.



EL CLUB DE LOS ETERNOS 27 – Alexandra Roma


Y de un caso de expectativas frustradas, vamos a otro. Al igual que en la anterior novela, me ocurrió que esperaba mucho. La historia es entretenida y te mantiene enganchada en sus páginas pero mi problema es que los protagonistas no lograron cautivarme y me resultó complicado empatizar con ellos.


Lo que me gusta es ese halo magnífico que suelen desprenden sus novelas y que tanto engancha, pero en esta ocasión encontré una historia poco novedosa que está bien para pasar el rato pero que baja el nivel con respecto a “Hasta que el viento te devuelva la sonrisa”. Os recomiendo leerla, pero sin compararla con la anterior novela de la autora, porque estoy segura de que por eso yo no la disfruté tanto.



TODOS LOS VERANOS CONTIGO – Chloe Santana


Hace poco reseñé “No eres mi tipo”, de la misma autora. Esa me encantó y por eso, al ver que había publicado otra novela, quise darle una oportunidad esperando que fuese igual de entretenida y divertida. Para quienes ya conozcáis a la autora os aviso de que en esta ocasión encontrareis una novela más profunda.


La historia de
Harley, John y Matt, me ha gustado mucho pero en ocasiones tenía la sensación de que se alargaba demasiado. La trama está bien y resulta interesante, pero creo que si se hubiese reducido la parte que cuenta su infancia, el ritmo se hubiese vuelto más dinámico. A pesar de este detalle, la he disfrutado y hubo giros inesperados a partir de la segunda mitad, que le dan un plus a la novela.



EL HONOR DE PRESTON – Mia Sheridan


Ya sabéis que adoro a esta autora y que hasta el momento todo lo que ha escrito me ha dejado con buen sabor de boca, así que no podía dejar pasar la oportunidad de conocer a Preston. La novela me ha gustado mucho a pesar de que siempre me quedaré con Archer. Preston me gustó y me parece loable lo que hace por su hermano, aunque me daba rabia porque al leer las cosas que hacía y sus razones, me parecía absurdo.


La trama romántica es preciosa y me conquistó desde el primer momento, logrando mantenerme enganchadísima toda la novela. Sin lugar a dudas, una novela que recomiendo a esas personas incondicionales del romance lento y dulce.



SUSÚRRAMELO AL OIDO – Patricia Geller


Con esta novela me pasó algo curioso. Cuando la vi me llamó la atención porque confundí a la autora, pensando que era la autora de otra novela que había leído hace mucho y que me había encantado. Eso hizo que me hiciera con ella, pero pronto me di cuenta de que estaba equivocada. De igual manera, decidí darle una oportunidad a la historia de Marta y Nacho.


La trama y el romance están bien, pero en mi caso el desarrollo de la historia acabó aburriéndome porque se alarga la historia sin ningún fundamento. Creo que la autora tenía una idea clara y buena, pero decidió incluir detalles que restan agilidad a la novela, haciendo que al final leas pasajes que te resultan repetitivos. Por otro lado, los personajes no acabaron de encajarme del todo. 



CUANTO TODO ACABÓ – Anna García


Para acabar siguiendo la dinámica que llevo en este mini reseña, vamos con otra novela de la que esperaba más por culpa de las expectativas que tengo siempre con esta autora. Anna es una de mis favoritas a nivel nacional, pero por desgracia, en esta ocasión,  aunque los protagonistas me conquistaron desde el primer momento, la novela no ha seguido la misma dinámica a la que nos tiene acostumbrada.


Si bien la trama está bien estructurada y entretiene y tiene los elementos necesarios para atraparte, se me hizo excesivamente larga. No tienes la sensación de que lees solo por acabarla, pero sí que ves que se da muchas vueltas a cosas innecesarias que frenan el ritmo narrativo. En resumen, me gustó pero creo que la autora está empezando a bajar el nivel.



Hasta aquí llega esta nueva entrega de Mini reseñas. Contadme si habéis leído alguna de las novelas, qué os pareció, si compartimos impresiones o no, pero sobre todo decidme si os ha sorprendido alguna. ¡Disfrutad de lo que queda de fin de semana, familia!