LOS NIÑOS DE BABEL – Álvaro Vadillo

sábado, 22 de junio de 2019


«Catorce historias reales contadas en primera persona desde diferentes rincones del mundo. Los relatos nos acercan paisajes, culturas, religiones y costumbres que ponen el decorado a sus vivencias. Todas las experiencias son de niños, lo que confiere un significado especial.

Conflictos armados en Oriente Medio, inundaciones en Latinoamérica o genocidios en el corazón de África, vividos y contados con la sensibilidad del propio protagonista.


El lector viajara a contextos tan dispares como la huida del Estado Islámico a través de las montañas del Kurdistán, a la lucha contra la epidemia del cólera en Haití en el seno de una familia que vive en la miseria, al drama de la emigración por el Estrecho, niños soldado en países como Guatemala o Sri Lanka, bombardeos de una ciudad sitiada por la aviación en Yemen, catastróficos efectos de El Niño en la comunidad guaraní de Paraguay, o a la manera de afrontar los maltratos en lugares como España, Cuba o Argentina.
» 



¡Feliz sábado, familia! Espero que el fin de semana empiece con muchas ganas. En mi caso están algo flojas porque ayer fue fiesta grande en Burgos y me tocó trabajar sirviendo, pero el buen rato merece todos los esfuerzos. Hoy os traigo una reseña muy especial ya que hace un tiempo, Álvaro Vadillo se puso en contacto conmigo para ofrecerme reseñar su novela. Cuando leí la sinopsis no pude decirle que no, y no sabéis cuanto me alegro de haber podido conocer estas historias tan crudas y reales. 

Hay libros que son necesarios, y este, simplemente lo es. Ojalá mientras estudiaba la carrera (Educación Social) nos hubiesen puesto este libro como lectura obligatoria sobre la que trabajar. Yo cursé Cooperación al desarrollo y pude conocer historias duras contadas en primera persona en diversas charlas y a través de diversos proyectos de cooperación en Bangalore y con refugiados, pero este libro nos acerca a realidades remotas que aunque nos son conocidas, se ven desdibujadas por la realidad acomodada en la que vivimos.

Esta novela tiene algo especial y es que no coge una historia dura y la usa para alcanzar un fin, si no que el autor coge catorce testimonios y los plasma de una forma directa, sin infantilismos ni juicios. A través de estos relatos, da voz a niños que de otra forma es posible que nunca pudiesen llegar a contar su historia. Como cuenta la sinopsis a lo largo de las paginas vamos a ir viajando por diversos rincones del mundo, vislumbrando la realidad que viven niños que nada tienen que ver, más allá de las dificultades que gobiernan sus vidas. Niños soldados, inundaciones que arrasan pueblos, maltrato, enfermedades como el cólera, el negocio de la emigración, guerras. Son algunos de los temas que conforman este libro.


Como ya he dicho, todos los relatos se corresponden con la realidad de diversos niños en diferentes partes del mundo. Esto es algo llamativo ya que en ocasiones, conforme leía alguno de los relatos, no tenía la sensación de estar ante un niño de quizás 14 años, si no que la vivencia que relataba, me hacía imaginar a un adulto por la contundencia del relato. A esto hay que sumarle la experiencia. Creo que estamos acostumbrados a leer noticias que cuentan de soslayo estas realidades, pero el autor no se limita a decir, bien, hay niños en Irak que son reclutados con ocho años para ser parte de la guerrilla. Lo que hace interesante este libro es que Álvaro cuenta lo que vive ese niño desde dentro, sin caer en calificaciones. Nos deja conocer su historia, haciendo que sea el lector quien reflexiones sobre cada relato, haciendo que cale de una forma diferente.


Se lee en nada gracias a su narración sencilla y amena. Todos los relatos siguen un ritmo constante que hace que la lectura fluya por sí sola, aun siendo relatos independientes. Es cierto que puede dar la sensación de rapidez, pero es que no estamos ante una novela al uso, sino ante una recopilación de relatos. Algo que me gustó mucho es que el autor nos acerca a las costumbres de otros países con una delicadeza exquisita, limitándose a plasmar la realidad de cada niño, acercándola al lector.


Es duro ver la realidad que viven muchos niños, pero creo que el mensaje que el autor trata de dar es maravilloso, y es que, aunque hay parte del mundo donde vivir dignamente es casi un lujo, aquí, mucho más cerca de nuestra realidad, también hay niños que hacen frente a realidades terribles. Si realmente nos paramos a mirar a nuestro alrededor, sin apartar la mirada ni apagar nuestra conciencia, podremos ver que hay gente sufriendo, que merece que alguien le de voz a su historia.


Los niños de Babel, es una recopilación de catorce relatos que bien podría ser estudiada en colegios, ya que muestra la realidad de muchos niños en diversas partes del mundo, a través de historias reales y terribles. Sin duda, una lectura muy positiva.



LA DAGA - Sebastián Elesgaray

lunes, 17 de junio de 2019


«En el reino de los Suelos la Reina de Medianoche ya no es la misma de antaño. Vive bajo el influjo de un hechizo y no es más que un títere al servicio de sus consejeros. Ahora en un último golpe de poder para reducir a sus enemigos están a punto de desencadenar una guerra civil entre la capital y los territorios.

Los hombres de Pie comandados primero por Isán y ahora por Kuru, fieles a la reina, lucharán para intentar recuperar el control del Reino. Pero no podrán hacerlo solos y pese al miedo, si quieren ganar, tendrán que contar con los jenízaros. Senda, Tigre y Angrod, son tres viajeros con un pasado a cuestas, que cruzan sus caminos y su destino.


Mientras se suceden las luchas y la muerte, en algún rincón del reino existe una daga que puede darles la victoria, que puede cambiarlo todo y devolverle la razón a la Reina. De ella depende que el final sea venganza, victoria o muerte. Quizás, todo a la vez.
» 



¡Buenos días familia! Espero que la semana empiece con las pilas bien cargadas. Yo estoy con el cargador a tope porque la próxima semana empiezan las fiestas de mi ciudad y me han dado libre 4 días para poder disfrutarlas al máximo, y dentro de nada me voy de vacaciones también así que, empieza la cuenta atrás. Precisamente por esa razón voy a tratar de publicar el máximo posible de reseñas estas dos semanas, a ver si logro ponerme al día antes de irme a Andalucía. La daga es la última novedad publicada por la editorial DNX España. Una novela de fantasía al estilo El señor de los anillos, que me llamó la atención desde el mismo momento en que me llegó la nota de prensa. Es una novela auto conclusiva y aunque es extensa, yo me la acabé en un par de días.

Fantasía, guerra, diferentes especies, alzamientos y rebeliones. La daga es una de esas novelas que según lees su sinopsis sabes que quieres leer porque tiene los ingredientes necesarios para atrapar al lector. Tenemos una reina que no es más que una marioneta en manos de sus consejeros, los cuales llevan al reino a su destrucción con el único fin de alcanzar el poder absoluto. Muchos le son fieles, pero otros tantos, saben que esas guerras no tienen sentido y deciden plantar oposición, tanto Hombres de Pie como Jenízaros, humanos que tienen rasgos animales. Y entre medias existe una daga capaz de frenar toda esta situación, poniendo fin a la hegemonía de la reina.

La idea central me gustó desde el principio, aunque cuando comencé con la novela, tuve la sensación de que me costaba entrar en la historia ya que la trama se desarrollaba de forma pausada. Esto no es algo malo, solo que soy de las que prefieren un inicio trepidante que me deje ojiplatica. Aun así, como me gustaba la idea y me resultaba interesante, decidí continuar a la espera de ver que me deparaba la novela, y no me arrepiento. La trama está bien trabajada y además el autor inicia la novela dándonos a conocer a los cuatro personajes principales, lo que nos permite situarnos en la trama de forma más concreta. Tenemos una trama principal que girará en torno al devenir del reino, pero esta se ve conformada por diversas subtramas que giran en torno a cada personaje y el papel que van a desempeñar en el desenlace. Esto es algo que me gusta mucho en las novelas de fantasía, ya que da a la novela un plus de contenido.


Algo que me hubiese gustado y que no ocurrió fue que se diese mayor relevancia a ciertas partes. No quiero decir mucho porque sería un poco spoiler, pero en mi caso, el tema de la daga o el final de Isán, son tramas que quedaron algo en el aire. Quedan concluidas y cerradas, pero sentí que fueron algo planas, cuando daban para mucho más. Me hubiese gustado que se explicase más en profundidad el funcionamiento de la daga, el poder real que tenía sobre la reina o el papel de Nae en la historia.


En cuanto a la narración solo puedo decir que tenía mis dudas pero me ha convencido. Rara vez leo novelas de fantasía auto conclusivas e iba con un poco de miedo porque lo interesante de la novela es la figura de los jenízaros y al principio no entendía del todo su naturaleza. Por suerte esto duró poco ya que el autor hace un buen trabajo tanto en ambientación como en desarrollo. Narrativamente es una novela ágil y amena que hace que no se pierda el hilo a pesar de que los capítulos vayan alternando situaciones y personajes. Además algo que me encantó fue que el autor a pesar de utilizar la narración en tercera persona, nos muestra lo que piensa cada personaje a través de pequeños incisos como notas mentales de los personajes. Sin duda una apuesta ganadora ya que da una visión mucho mayor, permitiendo conocer cómo piensan y sienten cada uno de los personajes.


Los personajes están bien trabajados y es fácil empatizar con alguno de ellos, lo que hizo que mi interés se incrementase. Hay trabajo tras cada uno de ellos, pero lo que me valoro es que se observase una evolución constante. Sedna es decidida y valiente. Angrod es fiel y decidido. Tigre es afable y leal. Los tres me gustaron mucho y creo que su historia personal es la que hace que sean tan reales. Es verdad que no son de esos que recuerdas pasados los años, pero no lo necesitan, ya que cumplen su función y hacen que la novela merezca la pena.


La daga es una novela de fantasía que recomiendo a quienes disfruten con el género y estén buscando un libro autoconclusivo. Narración amena y ágil, personajes reales y trama interesante. Tiene sus puntos negativos, pero aun con eso, me dejó con buen sabor de boca.



ENSEÑAME EL CAMINO – A. L. Jackson

sábado, 8 de junio de 2019


«Rynna Dayne huyó de su pueblo natal, Gingham Lakes, Alabama, cuando tenía diecisiete años con el firme propósito de no regresar jamás…, hasta que su abuela le deja en herencia el restaurante familiar que Rynna adora desde la infancia y no le queda más remedio que volver.

Rex Gunner, propietario de la empresa constructora más importante de Gingham Lakes, ha tocado fondo demasiadas veces, la última de ellas cuando su esposa lo abandonó y le dejó a cargo de la hija de ambos. Entonces se juró a sí mismo que nunca más volvería a entregar su corazón a ninguna mujer…, hasta que conoce a su nueva vecina, la nueva propietaria del restaurante del pueblo, y sabe que va a tener problemas.


Ahora Rex tendrá que elegir si es mejor esconderse entre las cuatro paredes de su casa y vivir en paz o salir y volver a arriesgarse a que le rompan el corazón. Mientras, Rynna sabe que no podrá luchar contra la irresistible atracción que la empuja a querer estar cerca de un hombre que ha renunciado al amor.
» 




¡Buenos días de sábado, familia! Hoy os traigo una novela que tuve la oportunidad de leer gracias a un sorteo que organizó la gente bonica de la Editorial Phoebe, así que antes de nada, muchísimas gracias por el ejemplar. Por lo general esta editorial suele ser una de mis favoritas en cuanto a romántica ya que sus historias siempre me dejan con muy buen sabor de boca, y en especial sus protagonistas masculinos. Cuando leí la sinopsis tuve la sensación de que esta novela iba a ser una buena apuesta, y os adelanto que no me equivoqué, ya que la devoré en un par de tardes. 

Si tuviese que definir la historia de Rynna y Rex en una palabra, esta sería ternura. La novela comienza once años antes, justo en el momento en que Rynna decide abandonar su pueblo natal, para huir del sufrimiento que la acecha en ese pequeño pueblo de Alabama. Rex por su parte intenta huir de las personas en general, gracias a la hermética vida que ha construido entorno a su hija Frankie. Como veis, estamos ante una historia de dos personas que van a encontrarse en el camino, y que tienen muchas papeletas de acabar juntos. Está claro que es una novela en la que habrá amor, pero por suerte, la trama va más allá. Prácticamente desde los primeros capítulos, me di cuenta de que la trama no iba a centrarse únicamente en el romance de los protagonistas, sino que a su vez, iban a desarrollarse tramas en base a los secretos de ambos personajes.

El romance está bien desarrollado y es tan tierno que es difícil no querer sumergirte de lleno en ella. Aunque eso sí, me hubiese gustado que la autora incluyese fechas, ya que al principio de la novela tuve la sensación de que todo era un poco instalove, pero pronto me di cuenta de que igual era culpa mía, ya que estaba leyendo la novela como si fuesen días seguidos, cuando quizás, estaban pasando semanas entre unas escenas y otras. El romance por sí solo, podría haber sido suficiente porque existe una idea buena y bien tratada, pero por suerte, la autora va más allá. Gracias a las historias personales que arrastran tanto Rynna como Rex, y que se van desarrollando de forma paralela, se crea una oleada de secretos y misterio, que dotan de mayor profundidad a la trama. Personalmente creo que esto, junto con los giros argumentales que aparecen hacia el final del libro (de los que no voy a decir absolutamente nada para no caer en algún spoiler) son los que hacen que la novela merezca tanto la pena.


Esta es la primera novela que leo de la autora, pero estoy segura de que no será la última ya que estoy deseando leer los siguientes libros que formen parte de esta serie (Pelea por mí). Una narrativa ágil, fresca y amena es lo que encontré a lo largo de la historia, con un toque delicado y tierno que hace que sin apenas darte cuenta estés ante el final del libro. Algo que creo que merece ser tenido en cuenta es la forma en que la autora decide tratar los problemas de los protagonistas. Podría haber optado por darle mayor peso en la novela y centrarla en temas como el abandono y el bullying, pero en lugar de eso, les da la relevancia que merecen, tratando estos temas con delicadeza pero sin convertirlos en un eje que acabe desdibujando la trama.


Hay novelas que son lo que son gracias a sus personajes, y esta es una de ellas. Rynna es insegura y busca aprobación continuamente. Rex es terriblemente esquivo, pero todo el mundo ve su dolor. Estamos ante personajes muy humanos con los que es muy fácil empatizar. Rynna fue víctima de bullying, y eso es algo, que junto al abandono de su madre, ha hecho que sea una mujer insegura que busca la aceptación de los demás. A pesar de lo que ha sufrido y de que siga arrastrando ese dolor, es una mujer que trata de mirar hacia delante y ser feliz. Esa fuerza que emana, es algo que la convierte en una amiga perfecta. Rex también arrastra muchos demonios que hacen que no quiera sentir nada por nadie, por miedo a perderlo. Solo vive para su hija, protegiéndola en una burbuja de cristal, renunciando a sí mismo para ello. Ambos son complejos, pero lo que más me gustó fue que conforme avanzaba la historia, ellos también lo hacían, evolucionando. Eso sí, me quedo con Frankie por encima de todo, porque me ha parecido tan tierna y divertida, que no podía dejar de mencionarla.


Enséñame el camino, es una novela dulce y tierna que os recomiendo. Con una narrativa ágil y cercana, y con una trama romántica que a su vez tiene suspense y giros argumentales muy interesantes, es un libro que se lee sin apenas darte cuenta. Sin duda un inicio de saga a la altura. 


 


UN MATRIMONIO PERFECTO – Paul Pen

domingo, 2 de junio de 2019





«
Crees que conoces a tu pareja. Crees que tu matrimonio es perfecto.
Pero todos tenemos secretos. 

Y la verdad siempre emerge, aunque la ahogues. 
La verdad nunca muere, aunque la mates.

Frank y Grace forman el matrimonio perfecto. Pero cuando emprenden junto a sus dos hijos un viaje en autocaravana a través de los Estados Unidos, no pueden imaginar que se dirigen a un encuentro inesperado, capaz de destruir a la familia y poner sus vidas en peligro mortal.
»


¡Buenos días de domingo, familia! Espero que la semana esté acabando de la mejor manera posible, a pesar del calorazo que nos ha venido de golpe. En medio de este cambio estacional me llevó este libro, de la mano de Edición Anticipada (lo sé, últimamente, libro que se me antoja, libro que consigo). Hasta el momento no había leído nada de Paul Pen, pero estaba en mi lista de autores nacionales pendientes porque había leído muy buenas críticas de su estilo. Eso fue un gran aliciente, pero realmente me decanté por esta novela porque llevo una temporada, que me llama mucho la novela de suspense, así que pensé que esta podía ser una opción perfecta. Os adelanto que la novela me duró poquito y que me dejó con ganas de seguir conociendo a este autor a pesar de que esperaba algo más. 

El punto de partida me resultó adictivo. Una chica desaliñada y taciturna que vaga sin rumbo. No sabemos que le ha pasado, que le ha llevado hasta esa situación ni hacia donde se dirige. Cuando quise darme cuenta, estaba metida de lleno en su historia. Junto a esta trama, vemos de forma paralela a una familia que decide mudarse a Boston, por trabajo, pero también para huir de los malos recuerdos, que les impiden seguir adelante. Así pues por un lado tenemos una especie de roadtrip familiar que acaba torciéndose irremediablemente, y por otro el viaje de una joven que pretende quitar la careta de quien la ha llevado hasta esa situación.

La trama me convenció por cómo dos historias paralelas acaban confluyendo. Al principio de la novela, el autor juega con las dos historias, alternándolas para dejar caer que aquí nada es casual. Creo que esta parte es la que más me enganchó junto con el final. La estructura está bien trabajada y resulta interesante, aunque hubo ocasiones en las que eché de menos un poco más de profundidad en cuanto al desarrollo, ya que hubo varias cosas que resultaron bastante predecibles. No me malinterpretéis, la historia está llena de giros argumentales que hacen que el interés no decaiga, pero esta no es una novela de suspense de esas que hacen que te tires de los pelos. No es de esas que crean hype en el lector, sino que resulta más pausado. Mientras leía, estaba intrigada y quería saber lo que había llevado hasta esa situación, a varias de ellas, de hecho. Pero creo que a veces eché de menos sentir más la trama. Llegar a conectar con ella de alguna manera, que me hiciese meterme de lleno en el libro.


Aún soy novata en el género del thriller y el suspense, y quizás por eso, cuando comencé con la novela esperaba crímenes y secretos de esos que te hacen jurar en alto como una tarada. Esta novela tiene giros y cosas sorprendentes como la conducta del amigo Frank (no quiero hacer spoilers), pero como he dicho hace nada, es más tranquilita y menos gore. Eso no quiere decir que la novela sea peor, simplemente, esperaba un pelín más de chicha y salseo. Pero no os equivoquéis, como ya os dije, el libro me gustó.


Si algo me ha conquistado es el trabajo narrativo. Muchas veces tuve la sensación de ver las escenas de forma nítida, gracias a las cuidadas descripciones y a la ambientación. Nunca había leído nada de Paul Pen, pero os aseguro que no será lo último, ya que su narrativa sigue un ritmo constante que consigue hacer de la novela una lectura ágil y amena. Es cierto que no tiene un ritmo trepidante de esos que hacen que llegues a la última página y no te hayas dado cuenta (lo cual prefiero), pero lo cierto es que no es algo que empañe la lectura ya que la trama avanza coherentemente, haciendo que todo se vaya macerando poco a poco.


Los personajes están bien construidos y todos tienen su papel en la novela. Son pocos, pero tampoco necesitamos mucho más. Frank es el típico padre modelo que tiene su aquel. Grace amante y abnegada esposa, todo le parece bien y nada es capaz de perturbarla. Audrey una adolescente reivindicativa que aprovecha cualquier ocasión para mostrar que ella es muy madura. Simón es un niño inocente que solo quiere disfrutar y vivir. No voy a decir nada de al respecto, porque no quiero dar pistas, pero os diré que me quedo con simón y poco más, el resto me sacó de quicio con su forma de afrontar las cosas.



Un matrimonio perfecto es la primera novela que leo del autor, pero no será la última. Con una trama bien trabajada, crea un thriller de suspense que entretiene a pesar de que en ocasiones resulte predecible y pausado.

LA MUJER QUE TÚ QUIERAS – Carrie Blake

lunes, 20 de mayo de 2019


«Nunca sabes la razón secreta que hay tras lo que parecer estar sucediendo. Y si la averiguas, suele ser más siniestra de lo que podrías haber imaginado.

Para Isabel Archer, las citas son una manera más de matar el tiempo en una vida anodina pero cómoda. Siempre quiso ser actriz, pero no es una mujer perseverante. Así que ha decidido desarrollar sus dotes interpretativas en los encuentros con hombres desconocidos: adopta el papel de la mujer ideal y perfecta con cada uno de ellos, adivinando, gracias a su poderosa empatía, qué es lo que el hombre que tiene en frente espera de ella. Es un juego inocente en el que no busca hacer daño, tan solo pasar el rato.


Al día siguiente, borra su perfil en las redes y adopta uno diferente. Hasta que se encuentra con Mathew. Porque Mathew también disfruta jugando. Pero solo el juego que él diseña y planea, en el que tiene siempre las cartas ganadoras, un juego del que él siempre sale indemne.
»  



¡Buenos días familia bonica! Espero que empecéis la semana con las pilas bien cargadas, porque los lunes se nos hacen demasiado cuesta arriba. La semana pasada volví al trabajo, y aunque estoy terriblemente cansada y con ciertas molestias, quería traeros esta reseña, para empezar bien esta nueva semana. Cuando aún seguía de baja, Edición Anticipada anunció la publicación de esta novela y me llamó la atención así que decidí hacerme con un ejemplar. Lo cierto es que no estaba muy segura de si iba a ser un tipo Grey, por el título, pero lo cierto es que la sinopsis se alejaba algo de ese esquema, así que decidí ir con la mente abierta. Os adelanto que la novela entretiene y tiene cierto suspense, pero tiene demasiados puntos negativos. 

Cuando leí la sinopsis esperaba encontrar un thriller erótico de esos que tanto se están poniendo de moda, lleno de suspense e intrigas, pero lo cierto es que me encontré con una novela erótica que no tiene por donde pillarla. Cuando comencé la novela me resultó bastante interesante y me enganchó rápidamente. Eso sí, tardé lo mismo en engancharme como en desengancharme. En cuanto los dos protagonistas empezaron con sus tonterías, ya supe que este libro no estaba hecho para mí.

Podría decirse que hay dos tramas interrelacionadas, la de la aventura entre Matthew e Isabel, y la que rodea a Val Morton. Desde el principio vi que la primera no iba a convencerme porque esa trama era toxica e incoherente (de esto luego hablamos). Así pues, mis expectativas estaban puestas en los misterios que giraban en torno a la figura de Val Morton. De hecho, mi interés por el libro se basaba en llegar al final para ver qué era lo que Val quería de Matthew e Isabel. Reconozco que la idea como tal, estaba bien y podría haber sido realmente interesante, incluso pudiendo llegar a lograr dejar en un segundo plano la toxicidad de los protagonistas, pero se quedó en un quiero y no puedo, ya que no fue algo tan sorprendente y le faltó muchos más giros que diesen realmente valor a la novela.


Si la parte de suspense se salva, lo que no tiene pies ni cabeza es la tórrida historia entre los protagonistas. Al principio se presenta a Isabel como una mujer ambiciosa y fuerte que está decidida a luchar por sus sueños, pero en cuanto conoce al sex simbol de turno, se vuelve una marioneta atontada. No creo que pueda recordar la de veces que tuve ganas de darle dos guantadas a ver si espabilaba un poco y lograba encontrar un poco de amor propio aunque fuese por respeto a ella misma. Que yo entiendo que aparece un buenorro con zalamerías y las neuronas se te pueden atontar, pero es que Isabel las ha dado vacaciones y no ha dejado ni una de guardia.


Cada una puede hacer con su cuerpo lo que le plazca. El problema de Isabel es que ella cede a los deseos de Matthew, pensando que está mal. Ella lo reconoce una y otra vez. Dice constantemente que no debería hacerlo, que sabe que tiene que parar, pero claro…’es que está tan bueno y me pone tanto’. Que si tú quieres masturbarte en un colchón expuesto en la tienda donde trabajas, delante de un tío que acabas de conocer, adelante, pero ojo, si lo haces solamente por complacerle a él, cuando realmente quieres parar… ¡muy mal amiga! Solo actúa porque se ha obsesionado sexualmente por un tipo que no tiene sexo con ella, porque la está dejando con el calentón de su vida para tenerla bien atada en corto. ¿Manipulación? Para nada, por favor, que cosas decís (nótese la ironía).


Y no hablemos de los dos personajes masculinos. Si Isabel está enamorada del buenorro calientabragas, él lo está de su jefe. Matthew me cayó fatal, pero cumple lo que le manda su jefe porque tiene una mezcla de miedo y respeto que no sabe por dónde le da el aire. Val por su parte es un sociópata narcisista que se cree que es el rey del mambo, y los amantes de Teruel, se lo ponen en bandeja.


Como punto a favor debo decir que a nivel narrativo hay que reconocerle que hace un buen trabajo. Con todo lo negativo que tiene la novela, la novela resulta ágil y entretenida gracias al punto de misterio que da continuamente a la trama. Esto hace que aunque no te acabe de convencer lo que está sucediendo, no sueltes la novela porque se lee tan rapidito que decides continuar para llegar al final.



La mujer que tú quieras, es una novela erótica con tintes de thriller que no me gustó. Parecía interesante y con posibilidades, pero a pesar de estar bien narrada, la toxicidad y la falta de una trama interesante y bien llevada, acabó siendo una novela que no recomiendo.