QUÉ LEO – VERANO INACTIVO

martes, 13 de agosto de 2019


¡Feliz martes, familia!
Después de un mes en el que he estado totalmente desaparecida, por fin me dejo caer por estos lares. Como ya os avisé por twitter, me fui dos semanitas de vacaciones a Granada y Almería, y después del accidente, la baja, la rehabilitación y todo el lio de abogados y denuncias, lo único que me apetecía era desconectar y aprovechar para descansar al máximo. Por eso no leí absolutamente nada durante las vacaciones.


Además dejé cerradas todas las colaboraciones antes de irme. Por eso no he vuelto antes al blog, ya que hasta hace unos días, no he cogido un libro, y no tenía mucho que contaros. Así que solo me paso por aquí para que sepáis que sigo vivita y coleando, y para contaros que estoy leyendo.




MARINA – Carlos Ruiz Zafón


Debo ser de las pocas personas que no ha leído aun nada de este autor, pero tenía muchas ganas de hacerlo, así que tras ver muchas opiniones, me decidí a comenzar con Marina. Últimamente me estoy aficionando al suspense así que creo que puede ser una novela que me deje con buen sabor de boca. De momento solo puedo decir que el principio me está gustando bastante y ya me tiene intrigada. A ver como continúa.




¿QUIÉN DIABLOS ERES? – Raquel de la Morena


Hace unos meses, esta novela no hacía más que aparecer por mi TL, y yo que soy de impulsos, me hice con ella. Desde entonces llevaba cogiendo polvo en la estantería por culpa de la pereza que me causaban sus 700 páginas. Hace un par de días decidí empezar a leerla y os adelanto que me tiene bastante enganchada y es probable que la acabe a lo largo de la semana. Aún no he llegado a la mitad, pero lo que voy, pinta muy bien, aunque os contaré más cuando publique su reseña.




Esto ha sido una visita exprés pero espero volver antes de que acabe Agosto (no prometo nada).
Espero que estéis disfrutando al máximo del verano y que vuestras lecturas estén siendo geniales. Contadme qué estáis leyendo y cosillas de vuestras vacaciones. ¡Un besazo enorme! 😘


REINO CONQUISTADO – Joelle Charbonneau

domingo, 14 de julio de 2019


 

«Mientras Andreus vive obsesionado por lo que hizo para conseguir el trono, descubre que su sueño de gobernar es solo una ilusión. 

La gente ama a su gemela muerta más que nunca y los Ancianos lo tratan como una figura decorativa vulnerable a los ojos de sus rivales. Sin embargo, a pesar de lo que sucedió durante las Pruebas, Carys está viva.


Exiliada en el desierto, lucha por vencer los efectos persistentes de las lágrimas de medianoche y por controlar los poderes que se han liberado dentro de ella. Y a medida que se fortalece, también lo hace su convicción de que debe regresar al Palacio de los Vientos, enfrentar a su gemelo y erradicar la traición que comenzó mucho antes de que comenzaran las primeras pruebas.
» 


¡Buenos días, gente bonica! Espero que estéis genial, porque en mi caso, os informo de que en estos precisos momentos estoy rumbo a Granada donde comienzan mis más que merecidas vacaciones. De allí nos vamos a Almería, así que esta es la última entrada que publicaré en unas semanitas, ya que el blog va a estar cerrado por descanso vacacional. Mi intención es no publicar nada hasta Agosto ya, así que no podía irme dejando sin subir la reseña de la última colaboración que me llegó a casa en el mes de Junio. Hace unas cuantas semanas me llegó la nota de prensa de la conclusión de la bilogía Reino Dividido (reseña), publicada por la editorial DNX España (gracias, como siempre por el ejemplar) y lógicamente, no podía dejar pasar la novela teniendo en cuenta que la primera parte me dejó con muchísimas ganas de ver que iba a suceder con Carys y Andreus. 

*OJO CUIDADOPuede haber algún spoiler de REINO DIVIVIDO (aviso, gente)  

El final de la primera parte de esta bilogía fue sumamente abierto, y esta segunda parte comienza exactamente en donde nos quedamos. Siguiendo la línea argumental que se trazó en la primera novela, nos encontramos en un reino en guerra en el que las traiciones, las luchas de poder, las intrigas políticas y las conspiraciones, están al orden del día. A todo esto se suma que tanto Carys como Andreus viven en una continua intranquilidad, ya que una no sabe en quien puede confiar realmente, y el otro, descubre que varias personas conspiran en su contra, aunque no sabe quiénes.

Al igual que me ocurrió en Reino dividido, cuando comencé la novela, me resultó algo lenta. Viendo el punto álgido en que terminó la primera parte, esperaba que este libro se reanudara por todo lo alto, pero lo cierto es que la reaparición de Carys no fue lo que yo me esperaba. Me hubiese gustado ver venganza en ella, pero lo cierto es que al principio, aunque habla de venganza y de regresar a por lo que la han arrebatado, solo vemos dudas e inseguridad. Por suerte esto solo lo sentí al inicio, ya que pronto volví a encontrarme con la protagonista que la novela merece. Además conforme fui avanzando en la historia, me fui enganchando más.

Eso sí, algo que eché en falta fue ver más giros argumentales. Creo que estamos ante una bilogía que parte de una idea muy buena, que atrae y engancha, pero se queda un poco pobre. No me malinterpretéis ya que el balance general es bastante positivo y son novelas que recomiendo leer, pero lo cierto es que me hubiese gustado más acción. En ocasiones tuve la sensación de que no se daba la relevancia suficiente a ciertos temas como el poder de Carys o el papel de algunos Elderes o incluso de la reina madre. Hay giros, sí. Se habla de los vientos, sí. Pero creo que la idea daba para más, y eso podría haber hecho que la novela fuese redonda. Igual pasa con algunos giros. Están bien, pero se veían venir. Mientras que otros que no esperaba, pasaban sin pena ni gloria. Además creo que falta un epílogo que cierre por completo la novela, ya que el capítulo final deja ciertas cosas en el aire. Pero bueno, quizás esto sea sensación mía.

La narrativa de Joelle me conquistó la primera vez y lo ha vuelto a hacer. Me gusta mucho como es capaz de entrelazar las voces argumentales, para crear una visión global de lo que está ocurriendo en todo momento a cada uno de los protagonistas, haciendo que el lector no se pierda nada. Volvemos a ver como se intercalan las voces narrativas de Andreus y Carys, uno de los aciertos de esta novela. Su ritmo ágil y ameno hace que el ritmo sea constante, logrando que la trama no decaiga en ningún momento, pasado ese momento inicial que resulta más lento.

De los personajes poco puedo decir más allá de que me gustó poder ver una evolución en todos ellos. Carys me conquistó en la primera parte y ha seguido por la misma línea. Andreus no me acabó de convencer como persona aunque si como personaje, pero en este libro me ha ganado, a pesar de seguir pensando que es un parguela que hasta la mitad de novela, no se entera de la fiesta. Max, por su parte, siempre será de mis favoritos.

Reino conquistado es un final de bilogía que a pesar de tener menos acción de la que esperaba y de un inicio algo lento, es un buen cierre. Con sus más y sus menos, es una historia que me ha dejado con buen sabor de boca, y que se lee en un par de tardes.
 

LA LUZ FORMIDABLE – Patricia Ruiz-Espejo

miércoles, 10 de julio de 2019


«Dos hermanos conocen a una chica durante una noche de sábado en Madrid. Este es el relato de las horas, luminosas y excesivas, que pasan los tres juntos. La historia del amor esencial y demoledor de una sola noche que lo cambiará todo.

Álex y Sacha, chicos de familia bien y disfuncional que salen a pasar un buen rato, a mirar las vistas desde lo alto, se encuentran en su camino a Valeria, esa chavala de pasado incierto e ideas muy claras que los acompaña por una madrugada que es como el laberinto de los espejos: llena de recovecos, de planetas subterráneos, de madrigueras y territorios ocultos de piel y de sustancias. La chica, con su presencia, con su risa y su palabra, pondrá patas arriba en unas pocas horas la relación dependiente y formidablemente tóxica que existe entre los hermanos; y mientras, a su alrededor, las calles se consumen en las llamas: porque éste es, sobre todo, el cuento de la alegría y la exuberancia que se extiende por una ciudad infinita que cada fin de semana se revuelve y estalla como un pájaro de luz y fuego.
»
 



¡Buenas tardes, familia! Ya estoy de vuelta por estos lares tras el parón fiestero que os dije que me tomaba. Justo antes de parar el blog me llegó a casa la novela de Patricia, quien se puso en contacto conmigo para ver si quería leer y reseñar su novela. En un primer momento tuve mis dudas ya que la sinopsis me recordaba un poco a la novela Nick & Nora, la cual no me acabó de convencer. Tras darle un par de vueltas, decidí darle una oportunidad porque parecía una de esas historias ligeritas, perfectas para esta época del año. Además Patricia fue tan atenta y cercana, que no podía decirla que no. Os adelanto que si os gustan las historias de una noche ambientadas en Madrid, esta es una buena opción, que a mí me ha dejado con buen sabor de boca. 

La trama nos cuenta una noche de fiesta en Madrid. Álex y Sacha son dos hermanos que están acostumbrados a la noche madrileña y sus excesos, pero ese día, todo se vuelve apoteósico tras conocer a Valeria, quien dará un giro a sus planes. La ciudad que nunca duerme es la testigo perfecta para una noche de locura y desenfreno. Como podéis ver, la premisa es bastante simple pero a pesar de que pensaba que la novela me iba a resultar algo plana, tengo que decir que me enganchó. Este es el punto fuerte de la novela, y es que a pesar de narrar una única noche, sentí en varias ocasiones, como formaba parte de la historia. La autora nos habla de la Madrid más extrovertida y alocada, pero también de esos amores fugaces y certeros que muchos experimentamos en alguna ocasión (aunque ya no lo recordemos). Sabéis que no soy fan del instalove, pero esta vez, tiene sentido que exista y no me supuso un problema, en contra de lo que esperaba.

La trama no es novedosa ni goza de grandes giros, pero es suficiente para entretener y lograr enganchar durante unas horas. Simple pero válida. Eso sí, si bien el planteamiento puede resultar liviano, hay partes que gozan de una profundidad que me dejó totalmente cautivada. A lo largo de la novela, la autora incluye reflexiones acerca de Madrid pero también de la juventud, tratando de expresar el sentir de los jóvenes. El sentimiento de incomprensión y el sentirse continuamente juzgados. Esto es algo que me encantó que incluyera porque cuando lo leía, pensaba en mi yo de 18 años y los comentarios que recibía por parte de mi familia o de personas de más edad, y me ha encantado poder ver desde otro prisma, esos juicios de valor que tenemos tan interiorizados, pero también ver lo que yo pensaba.

"Somos la vida estirada por sus extremos. El poder que todo lo revuelve.
Esos escasos pero decisivos segundos de luz, en la perpetua negrura.
Somos la belleza, por encima de todo."

La narración es fluida y amena gracias a un lenguaje coloquial que a pesar de brindarse ciertas licencias (necesarias en base al contexto), no resulta soez como me he encontrado en otras muchas novelas de este tipo. A este estilo coloquial, se añade un estilo mucho más cuidado y casi poético, con el que se llevan a cabo las reflexiones sobre Madrid y sobre la juventud. A través de ambos estilos, la autora logra contarnos la realidad que se vive en una noche de juerga, pero también transmite lo que pueden experimentar.


Tenemos tres personajes principales: Alex, Sacha y Valeria. Todos tienen una personalidad bastante bien plasmada y resultan interesantes, pero lo cierto es que el único que me gustó fue Alex. Personalmente creo que Valeria es terriblemente inmadura y tiene un problema de aceptación que trata de paliar con el desenfreno. Sacha por su parte, me resultó un chuleras que vende hasta a su padre si es necesario para conseguir lo que se le antoja, que siempre es lo que otros tienen. Están bien trabajados. Sí, pero no son personajes que marquen el devenir de la trama.


La luz formidable, es una novela entretenida y amena, perfecta para quienes estén buscando una novela ligera para leer en una tarde. Con una narración amena y ágil, es una buena opción para conocer la noche madrileña desde dentro.