EL ÚNICO HOMBRE VIVO – Mario Gómez Giménez

martes, 18 de febrero de 2020



«
El día 28 de junio de 2019 el Hospital Clinic registra el ingreso de varios pacientes por una extraña enfermedad que parece ser la causante de varios altercados en las tranquilas calles de Barcelona. 


Doce horas después, el Govern de Catalunya sitia la ciudad siguiendo un misterioso protocolo de cuarentena. Reina el caos y el terror cuando la enfermedad se desata sin control por la ciudad, causando miles de muertes por enfrentamientos contra los infectados.


Alex Torrent, un joven policía de los Mossos d Esquadra, luchará para sobrevivir en una ciudad conquistada por la supuesta enfermedad. Mientras, fuera de Barcelona, Eva Llull y su equipo de investigación periodística, tratarán de investigar la causa de los hechos, la desinformación de los medios de comunicación y las extrañas maniobras de los gobiernos detrás de esta trama para esclarecer la verdad.
»



¡Buenos días, familia! Siguiendo con la racha de colaboraciones, hoy le toca el turno a Mario Gómez. No conocía a este autor hasta que decidí crearme la cuenta de Instagram. Desde ese momento comencé a ver fotos de su novela por todos lados, y por suerte, hace unas semanas se puso en contacto conmigo para ofrecerme leer su novela.

Cuando leí la sinopsis no tuve del todo claro que me apeteciese demasiado sumergirme en otra novela de temática zombie. Hace poco tiempo leí otro libro con un tema muy parecido y la verdad es que me aburrió bastante. Por si esto fuese poco, en Enero decidí releer los comics de The walking dead, así que me daba un poco de miedo el comparar las historias y no disfrutar del libro por ello. En definitiva, no quería más cadáveres insulsos ni tampoco copias baratas que exprimiesen la poca chicha que le queda al tema apocalíptico. Por suerte me dio por leer opiniones de gente de confianza, antes de decidir rechazar la colaboración, y enseguida me di cuenta de que quizás mereciera la pena darle una oportunidad. No podía ser que todo el mundo hablase cosas buenas si la novela fuese de las de ni fu ni fa. Efectivamente, no lo era.


Lo que más me gustó de la novela es que tenemos dos tramas muy bien diferenciadas que en algún pequeño momento se cruzan pero sin llegar a entrelazarse (por ahora). El tema principal gira entorno a la debacle que está asolando la ciudad de Barcelona, pero a raíz de esa idea, surgen estas dos tramas. Por un lado la que nos muestra como trata de sobrevivir un reducido grupo de personas, y por otro, la investigación que llevan a cabo, de forma paralela un puñado de periodistas. Creo que este es el principal acierto del autor. La idea de los muertos vivientes que persiguen a un grupo de humanos que se aferran a la idea de sobrevivir, puede resultar algo manida, pero si a esa idea coges y le sumas un aliciente, como es la investigación y todo el tinglado que han ocultado diversos países, puedes conseguir una novela atractiva y atrayente como esta.


La trama que se desarrolla en Barcelona me gustó porque era como estar viendo una serie. Hay acción y tensión en todo momento, viendo cada paso que da el grupo, huyendo de los muertos. Pero lo que más me llamó la atención fue la parte que se centra en investigar las causas de dicha situación, las conspiraciones y alianzas políticas que se han creado para acallar a los medios y tapar lo que ya ocurrió. Ver como los gobiernos vetan la información de unos periodistas que lo único que buscan es contar la realidad que el pueblo merece conocer. Sin duda es lo que más me ha enganchado de la novela, ya que me ha mantenido en un estado de incertidumbre continuo, en espera de saber qué fue lo que pasó años atrás y que ahora pasa aquí.


El estilo narrativo de Mario me ha convencido por su agilidad y dinamismo. Una novela amena y sencilla que logra enganchar gracias a un ritmo frenético que no decae en ningún punto de la novela. Hay un buen trabajo de profundidad en torno a los personajes ya que en todo momento podemos saber cómo se sienten y que experimentan. Alex y Eva son dos personajes de esos que narran la historia con sus actos, guiando la trama sin perder la esencia, aunque creo que pueden dar más de sí todavía.


Hasta aquí todo correcto pero reconozco que también hubo algún pequeño detalle que no me logró convencer del todo. Al principio de ciertos capítulos se incluye un recorte de prensa de diarios y blogs que nos sitúan en la información que se maneja en ese momento. Creo que el lenguaje de algunos no cuadra del todo con el tono de un diario. Es una apreciación personal, que no resta absolutamente nada a la novela, pero que me chirrió en más de una ocasión. En relación a esto, otra cosa que restó un poco de credibilidad, fue el hecho de que la investigación fuese tan rodada. Conforme leía me daba cuenta que prácticamente no había una traba que les llevase a un túnel sin salida al grupo de Eva. Por otro lado, eché en falta una mayor relevancia por parte de los secundarios, ya que quedan muy desdibujados y creo que podría haber dado un punto extra a la novela, en lugar de pasar de puntillas. Esperemos a ver qué ocurre en la segunda parte.



El único hombre vivo es una novela de temática zombie que recomiendo leer. Ágil, amena y dinámica, se lee muy rapidito gracias a la acción continua y a sus dos tramas diferenciadas pero complementarias. Me quedo con muchas ganas de saber como continuará la historia.

MI MEDIO LIMÓN – Carlota Laupani

lunes, 10 de febrero de 2020




«
La vida de Alicia es casi perfecta. Tiene un trabajo que le encanta, una casa preciosa, una hermana pequeña a la que adora, si no fuera por su mala relación con su madre y su aversión por las relaciones sentimentales, su vida sería completamente idílica.


Sin embargo, cuando, de un día para otro, se queda sin trabajo, todo cambia. Su mundo se viene abajo y no sabe cómo solucionar sus problemas. Hasta que conoce a Álex, un guapísimo camarero que la ayudará a salir del pozo en el que se encuentra.


La química entre ellos es brutal, pero Alicia no está por la labor de perderse en una relación. ¿Podrá Álex hacerla cambiar de parecer? Y sobre todo, ¿podrá hacer que vuelva a creer en el amor?
» 


¡Buenos días, familia! Espero que febrero haya empezado de la mejor manera posible. En mi caso, tengo que reconocer que estoy en una racha muy buena tanto en lo literario como en lo personal. En 2019 atravesé por demasiados parones lectores, pero en lo que va de año, ya voy leídos 7 libros y no puedo estar más contenta. Por si esto no fuese suficiente como para estar feliz, casi la totalidad de las novelas que he leído, han sido colaboraciones con autores autopublicados, como es el libro que os traigo hoy. Hace cuatro años (mae mía, como pasa el tiempo) la bonica Carlota me ofreció leer y reseñar sus novelas Codo con Codo (reseña) y Cara a Cara (reseña), pertenecientes a su bilogía Elena. Ambos me dejaron con muy buen sabor de boca, así que cuando hace apenas unas semana me dijo que acababa de publicar una nueva novela, no dudé ni un instante en darle una oportunidad.

En la presentación que hace la autora de su novela, dice que lo que pretende es crear una historia sin más pretensión que entretener durante unas horas. Pues bien, no podría haber expresado mejor la esencia de lo que se esconde entre las 320 páginas que componen el libro. Esta es una de esas novelas que resultan perfectas para una tarde tonta de domingo en la que apetece algo ligero para pasar la tarde, pero que si a la vez es capaz de arrancar alguna sonrisa, mejor que mejor.


Es una historia tierna y cercana que si bien no tiene mucho de novedoso, está bien estructurada y cuenta con una trama bonita y sincera que hace que te enganches irremediablemente a la historia de Alicia y Alex. Desde el primer momento encontré una trama sencilla pero efectiva, de esas que te invitan a seguir leyendo. Es posible que no tenga grandes giros argumentales, pero es que tampoco lo necesita. La historia que se va desarrollando a raíz del caos en que se convierte la vida de Alicia tras su despido, entretiene y hace pasar un buen rato. Tanto es así que cuando quise darme cuenta, me había plantado en el final de la novela sin darme cuenta.


Aunque hay una trama romántica que acapara el protagonismo, algo que me gustó fue que la autora también dejase un espacio para la evolución de Alicia. Ella es una chica divertida pero tremendamente insegura que se esconde tras el trabajo o en su pequeña madriguera. Conforme van pasando los meses, no solo vemos como van surgiendo sentimientos entre los protagonistas, sino que también se puede ver, las diversas fases por las que atraviesa ella. Algo que me gustó fue que a pesar de que la aparición de Alex supone un soplo de aire fresco para Alicia, no es él quien la hace cambiar. Algo que no soporto es cuando un hombre aparece para salvar a la chica desvalida e insegura. Por suerte eso no ocurre en la novela, y es algo que dice mucho de los protagonistas. Eso sí, la forma en que deciden unir sus vidas al principio, reconozco que no me convenció por lo precipitado de la situación.


El estilo sigue siendo ameno y ágil, pero con una clara evolución. Sus anteriores novelas son más coloquiales, mientras que esta tiene un toque más delicado y profundo. Es una novela de sentimientos y no tanto de diálogos. A la vez que vamos viendo florecer la historia de Alicia y Alex, la autora nos permite conocerlos en mayor profundidad, logrando hacer que sea fácil empatizar con ambos.


Uno de los puntos fuertes de la novela, para mí, es Alex. Lo común es ver chicos decididos y seguros, pero Alex no tiene nada que ver con ese prototipo. Es inseguro y sensible. Es una persona que siente y que no duda en mostrar su lado más vulnerable aun a riesgo de sufrir. En contraposición está Alicia, quien no acabó de convencerme su personalidad. Es cierto que es muy insegura y que eso condiciona en gran medida sus actos, pero en ocasiones me resultó extremadamente egoísta.



Mi medio limón es una novela romántica ágil y amena. Con una trama bonita y cuidada, aunque poco novedosa, es perfecta para una tarde de sofá, libro y manta. Si quieres pasar un rato entretenida sin complicaciones, puede ser una buena opción.


 

TODAS LAS CANCIONES HABLAN DE TI - Lorena Pacheco

viernes, 24 de enero de 2020



«
Daniela tiene una promesa que cumplir.


A pesar de sentirse rota y perdida, y de tener que llevar unas botas que pertenecieron a otros pies, lo único que le importa es el deseo de cumpleaños de alguien a quien no puede fallar. Pero incluso en un viaje planificado a la perfección puede ocurrir algo que lo cambie todo.


Un fin de año en Edimburgo. 

Un chico con voz de ángel. 
El destino. 
El fin del mundo. 
Y unas notas arrastradas por el viento que pueden salvar a una chica de ojos grises de la oscuridad.»




¡Hola familia! Hoy os traigo la reseña de la que ha sido la tercera lectura del mes. El 13 fue el cumpleaños de la bonica Lorena Pacheco y no se la ocurrió otra cosa que poner gratis su nueva novela en Amazon. Ella es una vieja conocida del blog ya que hace 4 añazos, reseñé su primera novelaMierda en mis taconesla cual os recomiendo leer porque es una comedia romántica de esas que entretienen y divierten a partes iguales. Desde ese primer contacto con la autora, he ido leyendo todo lo que publicaba, así que esta no podía ser una excepción. Os adelanto que una vez más, no ha defraudado. 

Hasta el momento, todo lo que había leído de la autora era pura comedia en la que los protagonistas se tiraban los trastos a la cabeza para acabar arrejuntándose. Pues bien, en esta ocasión, aunque la esencia de la autora continua intacta, la historia que nos cuenta es más profunda y delicada. Sigue habiendo comedia y ese punto canalla que caracteriza a Lorena, pero además hay un trasfondo más especial y sensible que le da un toque diferente a la novela.


La trama me gustó porque aunque a primera vista, el elemento central pueda parecer el romance como tal, hasta que éste llega, el protagonista indiscutible es el duelo de Dani. Por norma general estoy acostumbrada a ver historias de amor en las que hay un duelo, a ver, está claro que no es la primera novela de amor en la que uno de los personajes ha sufrido una perdida que le impide avanzar en la vida. Lo que hace especial a esta novela, para mí, es que el duelo de Dani no es un accesorio para la historia. El libro tiene dos tramas que conviven y que se desarrollan de forma paralela, sin utilizar una sobre la otra, sino haciendo que trabajen juntas. El duelo no se queda en una trama secundario, sino que en todo momento se puede sentir el camino por el que deambula la protagonista para poder superar esa perdida, a través del viaje que le debía a su hermana y que acaba convirtiendo en propio.


La historia entre Zac y Dani no se queda atrás ya que es muy tierna y dulce, aunque si debo decir que para mi gusto peca de instalove. Me hubiese gustado que todo fuese más pausado y que la relación fuese in crescendo, en lugar de surgir tan de repente. Entiendo que era algo necesario ya que el libro narra los pocos días que pasa Dani en Escocia, pero bueno. Aun así y contra todo pronóstico, no fue algo que me echase para atrás, pudiendo disfrutar de la lectura igualmente.


Un punto extra de la novela es que si como yo, sois fans de Harry Potter, la visita turística que hace Dani os encantará. A lo largo del libro va visitando sitios muy especiales para cualquier Potterhead, que te deja con ganas de viajar a Edimburgo y perderte por sus calles. De igual manera para los amantes del terror y las historias de fantasmas, también cuenta las historias más profundas de la ciudad. Se ve que la autora ha hecho un buen trabajo de documentación porque la ambientación está muy bien.


La narración es amena y sencilla, lo que hace que la lectura sea tan ágil que en cosa de dos tardes te acabes el libro sin apenas darte cuenta. La autora tiene un estilo delicado, logrando llegar al lector incluso pudiendo soltar alguna lagrimilla traicionera. A través de sus líneas habla de segundas oportunidades y del destino, pero sobretodo de la importancia de la resiliencia. Sus personajes son entrañables. Tan naturales que es imposible no empatizar con ellos y con sus respectivas historias.


Todas las canciones hablan de ti, es una novela romántica que recomiendo totalmente. Amena, ágil, delicada y con unos personajes reales que consiguen enganchar. Se lee en un suspiro, así que de verdad, si os gusta la autora, no podéis dejar pasar esta novela.