SUEÑOS DE LUNA – Leo Mazzola

sábado, 8 de diciembre de 2018



« ¿Alguna vez has soñado con una persona desconocida? ¿Has sentido la imperiosa necesidad de buscarla?

Sergio, un hombre que ha sufrido un trágico suceso familiar, y Alba, una mujer cautiva de un doloroso desengaño sentimental, se conocen surgiendo entre ellos una fuerte atracción. Pero él aún no es libre; Luna, una mujer desconocida que aparece con insistencia en los sueños de Sergio, y la actitud de él de encontrarla a toda costa, impiden que Alba pueda entregarle todo su amor.


Será en Egipto, a orillas del Nilo, donde Alba y Sergio descubrirán quién es y qué se esconde tras la enigmática mujer del sueño, una revelación sorprendente que jamás habrían podido imaginar.
» 


¡Buenos días de sábado, gente bonita! ¿Qué tal va el puente? Espero que genial y que podáis aprovechar el tiempo al máximo. En mi caso de momento pinta bien ya que libro, pero esperemos que no se tuerza porque la mala suerte me ha cogido cariño esta recta final del año, pero de eso ya os hablaré otro día. Hoy os tengo preparada la reseña de la segunda novela que leo de un viejo conocido del blog. Hace un tiempo, Leo Mazzola se puso en contacto conmigo para ofrecerme leer y reseñar su novela Atrapadaen Venecia, dejándome con tan buena impresión, que cuando hace unas semanas, me volvió a escribir para anunciarme la publicación de Sueños de luna, no dudé ni un instante en aceptar volver a sumergirme entre las páginas de esta nueva novela. Antes de comenzar con la reseña quiero agradecer a Leo su manera de entender el trabajo que realizamos los blogs, su paciencia y su pasión, porque es un autor con quien da gusto colaborar. Y ahora sí… ¡vamos allá! 

Como ya es costumbre en las novelas de Leo, nos encontramos con una historia que a pesar de tener una trama principal como es el romance en sí, a su vez vemos diversas tramas secundarias, que van desarrollándose de forma paralela conforme avanzan las páginas. Todas estas tramas acaban convergiendo para dar forma a la trama global, pero sin perder su esencia individual, lo que logra dar una mayor profundidad, no solo a la historia, si no, especialmente a los personajes. Así mientras vemos romance, podemos conocer el peso de las mochilas que llevan sobre sus espaldas ambos protagonistas, y como tratan de gestionarlo, no por amor, sino por ellos mismos. A su vez, el autor incluye una trama de suspense que otorga ese puntillo extra de misterio a la novela, manteniéndonos enganchados a fin de saber quién está detrás de todo lo que sucede a cierto personaje. Eso sí, debo reconocer que llega un punto en que resulta previsible quien lleva a cabo esas acciones, pero aun con todo, no se resta misterio a esa parte de la trama.

Hablando de la trama, me gustó mucho que se tratase la importancia de acudir al psicólogo. A través de Sergio, se muestre como algo totalmente normal. Lo que es. No se trata como algo privado que se deba esconder, sino que se aborda con la naturalidad que merece. Sergio tiene sueños que son causados inicialmente por su estrés postraumático, y que más adelante evolucionan hacia otra disciplina. Esto en sí mismo conforma otra trama ya que el autor ahonda en el tema del psicoanálisis y las terapias cognitivas, algo que me gustó mucho, ya que me acercó a las asignaturas que estudie en la carrera.


La novela es contada por un narrador omnisciente, aportando una visión global de la novela. En todo momento sabemos cómo se sienten los protagonistas, algo que acerca la narración al lector, porque podemos comprenderlos en todo momento. El ritmo de la novela se divide (para mí) en dos fases. En un primer lugar, me resultó algo lenta, pero luego va cogiendo ritmo, haciendo la lectura amena y ágil.


En los personajes encontramos que todos tienen un desarrollo interno muy bien estructurado que les hace muy humanos gracias a todo el bagaje que se observa, en especial en Sergio y Alba. Son personajes complejos que evolucionan conforme avanza la historia, pero lo hacen siendo congruentes con su personalidad.
Alba me pareció una chica fuerte y decidida, capaz de sacar su mejor versión pero sin miedo a ser vulnerable. Es sencilla y terriblemente natural, lo que hizo que me gustase desde el primer momento. Sergio tiene un mundo interior muy amplio que no duda en mostrar a pesar de que en un principio resulte un personaje introvertido. Bea y Luis cumplen a la perfección el papel de amigos, aunque es cierto que no vemos mucho más de ellos.


Hasta aquí todo bien, pero quiero contaros las cosas que no acabaron de convencerme. En primer lugar, hay ciertas partes de la novela que se extienden en exceso. En varias ocasiones encontré diálogos cuya trascendencia era nula. Me parece que los diálogos son sumamente necesarios, pero hay que saber cuándo parar ya que en varias ocasiones tuve la sensación de que solo servían para rellenar. Creo que se pierde fluidez y que la novela cuenta con suficientes puntos positivos como para necesitar incluir páginas que no aportan demasiado al conjunto. Otro aspecto que no me gustó demasiado fue la forma de concluir la parte relativa a Héctor. Me hubiese gustado que se tratase con más detalle, ya que creo que hubiese dado una visión más completa a esa trama de suspense que ocupa el final de la novela.



Sueños de luna es una novela romántica que a pesar de centrarse en la relación que se establece entre los protagonistas, trata otros muchos temas a través de varias tramas secundarias. Una lectura amena y entretenida que recomiendo a pesar de que al principio pueda resultar algo lenta.

DEL ESTE AL INFIERNO – Moritz García

viernes, 30 de noviembre de 2018






«Ion es un chico rumano de veinte años que se ha quedado solo en el mundo, pero está decidido a cambiar eso cueste lo que cueste, cumplirá su promesa, buscará a su hermana.

Frente a él tendrá al clan que domina la prostitución en Rumanía. Una historia de coraje, lucha, lealtad y traición.
» 





                     ~ Gracias al autor por el ejemplar en digital ~

¡Buenas noches de viernes! Espero que hayáis cogido fuerza para aprovechar el fin de semana al máximo. Bueno, quienes tengáis la suerte de librar y no ser como yo, que trabajo ambos días. Sé que he vuelto a estar ausente pero de nuevo estoy pachucha y me han tenido que volver a aumentar el tratamiento así que hasta que logre adaptarme de nuevo y estabilizarme, las entradas van a ser un poco aleatorias. En fin, ya os iré contando por redes, que ahora toca ir con la reseña. Hace un porrón de tiempo, Moritz se puso en contacto conmigo para ofrecerme su novela, Del este al infierno. Lo cierto es que me pilló en un momento complicado, pero al leer la sinopsis me picó la curiosidad y decidí arriesgarme y darle una oportunidad. Os adelanto que no pude haber estado más acertada porque vaya enganche me causó. 

No soy muy asidua a este género y no he leído demasiado sobre clanes ni mafias, motivo por el cual, me sumergí en la historia con cierta incertidumbre al no saber qué era lo que me iba a encontrar. Al comenzar la novela me sentí un poco desubicada ya que cada capítulo contaba una historia sobre diferentes personas y en diferentes momentos temporales, pero tranquilidad, enseguida encontré la conexión entre estas “subtramas”, y la historia cogió forma y velocidad. La trama central gira en torno a la trata de mujeres para su prostitución en Europa, a manos del clan de Los padrinos. La idea en sí ya resulta atractiva por sí sola, pero el autor decide contar una historia más amplia que abarca desde el año 2000, con la historia de Ion, hasta el 2012 cuando se trata de desmantelar la red del clan. La trama engancha desde el primer capítulo haciendo que ya no sueltes la novela hasta llegar al final, porque la historia se encuentra en constante movimiento haciendo que sea imposible aburrirse con tanto frente abierto del que estar pendiente.

Aunque la idea que cimienta la historia está clara, hubo un detalle en la novela que me gustó mucho. Toda la novela está narrada en tercera persona, así como todas las diferentes tramas que van sucediéndose a lo largo de las páginas son contadas por un narrador omnisciente. Todas excepto una. La de Daniela. Lo que ella vive desde que es vendida como ganado, llevándosela lejos de su familia para ejercer la prostitución en beneficio de un grupo de malnacidos, lo narra ella. Esta parte de la historia hace referencia a sus vivencias y a las de todas esas mujeres que sufren su misma suerte.


Viendo la sinopsis y la evolución del libro, podría parecer que la trama central gira entorno a Ion y su búsqueda, o a la investigación de la policía. En cierto modo es así, ya que el protagonismo recae indudablemente en esa idea, pero lo normal (y lo más fácil) es limitarse a plasmar esa línea argumental, olvidándose del punto de vista de las víctimas. No tengo claro si el autor incluye este recurso de forma consciente o si es algo meramente fortuito, pero de igual manera, me parece un punto a favor que dota a la novela de una perspectiva diferente e interesante. Aunque es cierto que no vemos mucho de esa parte de la historia y que me hubiese encantado que se enfatizase algo más en las vivencias de estas mujeres, me ha gustado que el autor trate de otorgar el protagonismo que merece ya que es con ellas con quienes se origina todo.


La narración me resultó ágil, amena y sencilla. Las 355 páginas que componen la novela, pasan en un abrir y cerrar de ojos gracias al dinamismo que crea Moritz. Uno de los miedos que tenía era precisamente que me acabase aburriendo la narración, pero nada más lejos de la realidad. El ritmo es una constante viva, pero cuidada. Es cierto que en ocasiones sentí que los hechos acontecían de forma apresurada, pero en general, los giros y cambios de trama se dan de forma realista, sin resultar precipitados.


Si algo abunda en la novela son personajes, ya que junto a los protagonistas y secundarios, vemos un gran desfile de personas que tienen una cierta relevancia en la historia. Esto es algo que al principio puede resultar lioso, pero enseguida comienzan a destacar los personajes que van a ser relevantes. Todos tienen su rol y juegan su papel, pero eché de menos llegar a empatizar con alguno. Es cierto que la historia de Ion y Daniela es dura pero creo que el autor no explota esos sentimientos, dejando un poco vacíos a los personajes. Son personas que te llevan a través de la historia y que están trabajadas, pero que no transmiten lo que podrían.


Del este al infierno es una novela que engancha desde el principio y hasta el final. Con un conjunto de subtramas que se van entrelazando conforme avanza la historia, Moritz García crea una historia sobre la trata de mujeres, que merece la pena.


LA VENGANZA DEL PIROMANTE – Carolina Casado

miércoles, 21 de noviembre de 2018



«
La historia se desarrolla en Xeredhia, una región marcada por sus tres estamentos sociales: los guerreros, defensores de la región; los alquimistas, encargados de preparar poderosas pociones; y los mundanos, sin voz ni voto en la región.


La vida de Lyra en Xeredhia se podría calificar de sencilla: es una joven alquimista que busca su lugar en el superficial mundo que la rodea. Por otra parte, Navid es un simple mundano que solo desea ampliar sus conocimientos, sin más pretensiones que llevar una vida digna. Sin embargo, sus caminos se cruzan inevitablemente. El frágil lazo que los une coge fuerza cuando la región se ve amenazada por un terrible crimen. Lyra y Navid, junto a sus inseparables amigos, deciden desentrañar el misterio de la amenaza que se cierne sobre Xeredhia.
»




¡Buenos días de miércoles! Antes de ponerme con la reseña, este mes va a ser un caos en cuanto a publicaciones. Estamos buscando piso y estamos agobiaditos perdidos y no me da la vida para leer, así que menos aún para ponerme al día con las reseñas, al ritmo que yo esperaba. En fin, hace dos mes (lo sé, no tengo vergüenza, ni la he conocido) la bonita de Carolina se puso en contacto conmigo para ofrecerme leer su novela. La verdad es que la historia me parecía que podía encajar con mis gustos y además estaba buscando algún libro entretenido que me sacase poco a poco del bloqueo lector, así que le di una oportunidad. Como adelanto os diré que la novela me gustó y que aunque hubo cosas negativas, en líneas generales fue un libro con el que disfruté. 

La historia nos traslada a Xeredhia, una nación que conquistó a sus vecinos, a fin de lograr la supremacía absoluta. Dicha región se encuentra dividida en tres estamentos que determinan el estatus social y las capacidades de cada persona en función del grupo al que pertenezca. Solo con ver a una persona, sabes a cual pertenece. Este tipo de planteamiento me resulta muy atractivo en las novelas de fantasía, ya que da mayor profundidad a la trama. Es cierto que puede resultar algo manido, pero a mí es algo que me apetece leer, siempre y cuando tenga un fundamento en la historia y su desarrollo sea consciente y exhaustivo. Conforme avanza la historia, la autora nos va mostrando detalles de esta sociedad y de sus estamentos. Así a través de esta idea, va dejando pequeñas ideas como la desigualdad que genera este tipo de sistema estamental, lo importancia de pertenecer a una gran familia, como el pertenecer al estamento más bajo condiciona tu vida desde el instante en que naces o como las mujeres no son aceptadas en estamentos como el de los guerreros (injustísimamente).

La trama se centra en averiguar quién o qué es lo que amenaza la tranquilidad de Xeredhia (no digo nada para no spoilear) motivo por el cual, nuestros protagonistas deberán investigar los extraños sucesos que se van desarrollando. La idea está bien y resulta bastante atractiva al juntarla con el universo que crea la autora y que está presente en todo momento. Hay intriga y la trama se encuentra en constante movimiento, lo que hace que la lectura resulte amena y te mantenga dentro de la historia, haciendo que tus ganas de saber que va a ocurrir, no decaigan. Además un punto a favor es el romance. Hay romance ya que creo que es una historia dirigida más bien a un público juvenil, y es lo que suele pedir este tipo de novelas, pero no da la sensación de estar metido con calzador ni cae en los cliques típicos que vemos en novelas como Los juegos del hambre o Divergente. Me gustó mucho que la relación que surge entre los personajes sea paulatina y no caiga en el odioso instalove. Además lo que los personajes puedan sentir, no condiciona sus actos ni es el motor de la novela. Es algo que está ahí, que adereza, pero que no resta protagonismo a la trama principal.


Hasta aquí todo bien, pero vamos con lo que no me convenció. Lo peor fue que esperaba más. Cuando cogí el libro, antes de comenzarlo, esperaba magia. Mucha magia. Pero aunque es cierto que la autora habla sobre la alquimia, para mí no tuvo el peso que creía que iba a tener, o que podía haber tenido. Es una cuestión de expectativas, pero es algo que empañó un poco la lectura. Por otro lado, la historia resulta un poco previsible. Sabemos de la existencia de los piromantes, pero no se habla de ellos hasta cierta parte, lo cual es un spoiler en sí mismo. Por último, eché de menos una trama basada en las intrigas políticas. Que hubiese un malo malísimo, ya que el que hay (que no voy a nombrar) parecía un villano de los potentes por sus ideales, pero a mí se me quedó en poca cosa. Me hubiese gustado un mayor desarrollo y haber visto plasmado un claro perfil de antagonista.


Nos encontramos ante la primera novela de Carolina y eso es algo a tener (muy) en cuenta. Que una autora novel sea capaz de plasmar un mundo complejo, a través de una idea clara y coherente, es digno de elogio. La narración es amena y ligera, a pesar de sus largos capítulos, el libro me duró apenas dos días. A pesar de su extensión y de que el principio pueda resultar algo lento quizás, resulta una lectura dinámica. En parte esto es gracias al magnífico trabajo que hace la autora con las descripciones. Son cuidadas y detalladas pero sin caer en el exceso, lo que hace que comprendas la historia pero sin que esta resulte tediosa.


En cuanto a los personajes, solo decir que están bien construidos y que en todos se observan características muy humanas que les hacen más reales. La autora no se conforma con crear a un grupo de personajes con un tipo de personalidad, sino que les dota de traumas e inseguridades, que no tienen reparo en mostrar. Todos tienen una relevancia en la historia y son coherentes en todo momento. En líneas generales, me gustaron todos. Lyra y Navid son buenos protagonistas, a la altura de la trama. En cuanto a Gyindo y Aghea, me quedé con ganas de saber un poquito más pero tienen su lugar en la historia.  Eso sí, me quedo con Shurith por la profundidad del personaje y por toda la oscuridad que envuelve su vida y de la cual trata de salir.


La venganza del Piromante es una novela de fantasía juvenil que si bien tuvo cosas que no acabaron de convencerme, me mantuvo enganchada, dejándome un buen sabor de boca. Si os gustan este tipo de libros donde aparece la magia y hay un mundo propio, os recomiendo darle una oportunidad.

EL AMANECER DE TU SONRISA - Inma Cerezo

lunes, 5 de noviembre de 2018



«Un ranchero empeñado en olvidar. Una chica que se encuentra ante el mayor reto de su vida. Un deseo cumplido antes de tiempo. Hay dos cosas que deberías saber sobre Max: es muy cabezota, pero tiene el corazón del tamaño del estado de Kansas. Dirige su vida basándose en las necesidades de los demás porque aparentemente él ya ha cumplido sus metas. O al menos así era hasta que Amanda aparece con un niño de la mano y pone todo su mundo patas arriba.

Amanda nunca pensó que regresar a Kansas sería tan duro; quizás porque cometió un error imperdonable en el pasado y sabe que va a ser difícil enmendarlo. Un largo viaje en avión, una primera confesión y la sensación de que se va a meter en la boca del lobo tampoco auguran nada bueno. Y tres años después, una boda va a ser el detonante para poner todas las cartas sobre la mesa y ver qué les tiene preparado el destino.
» 



¡Buenos días familia! Espero que la semana empiece bien para todas las personillas bonicas que pasáis por estos lares. Quienes seáis activos por las redes sabréis que Phoebe Editorial, ha publicado hace unos días la nueva novela de Inma Cerezo. Desde que se publicó El sonido de tu mirada, tengo a la autora y a dicha novela en la lista de pendientes, ya que he leído reseñas muy positivas. Por ese motivo, cuando la editorial anunció el sorteo de 3 ejemplares en digital de su nuevo libro, tuve que probar suerte, a pesar de no haber leído el anterior. Por suerte fui una de las afortunadas y tuve el honor de conocer a Max antes que el resto. Alguna que otra me odió por ello pero sé que me perdonáis el hype que me causó este muchacho y la historia en general. 

Antes de nada, quiero aclarar un asunto del que me he informado. Aunque este es el segundo libro de la autora sobre la familia Kline, es un libro independiente. Max aparece en el anterior libro como secundario, ya que la historia se centra en los personajes de Leah y Nathan. A pesar de que ambas historias guardan una cierta relación, se pueden leer de forma independiente, sin perderse detalles imprescindibles. En mi caso he entendido todo, pero claro, según acabé con la historia de Max, tuve el impulso de hacerme con la primera novela para conocer la historia de estos dos secundarios tan bonicos. Así que mi recomendación sería leerles en orden, aunque bueno, el orden no altera el producto.

Kansas, un rancho, una historia de amor del pasado y unos personajes que se van a ver obligados a reencontrase por culpa del destino. Poco más necesitaba para que me llamase la atención. Este tipo de novelas me pirran y lo sabéis, pero de verdad que esta en especial me ha encantado.  La trama que dibuja Inma me cautivó desde el primer instante y me mantuvo enganchada hasta que tuve que soltar a Max (a regañadientes) y Amanda, porque había llegado al final. Esta es una de esas historias que da igual si resultan previsibles, porque entretienen y sus personajes enamoran hasta el punto de hacer que devores la novela aun cuando imaginas como va a ser el final.


La trama principal, obviamente es la historia de amor de Amanda y Max, tanto la pasada, como la que se va fraguando desde su reencuentro. De esto no quiero hablar mucho, porque me pareció tan bonita que me gustaría que le dieseis una oportunidad sin saber demasiado. Algo que me gustó es que la autora, a su vez, desarrolla pequeñas tramas que dan más juego a la novela, como la historia de Amanda y sus hermanas, o los problemas de otros personajes. Algunos me hubiese gustado que se tratasen más como el que atañe a la familia de Amanda, pero en general no tengo pegas. Así no solo vemos amor, sino que también vemos el poder de las segundas oportunidades, de saber perdonar a los demás pero sobre todo a nosotros mismos, o la importancia de afrontar las adversidades sin rendirnos.


Algo que me gustó es que surge de forma natural. Es cierto que es idílico pensar que justo vuelve Amanda y todos sus sentimientos siguen exactamente igual, vale sí, es ficción, estamos de acuerdo. Pero lo que me gusta es que ambos tratan de manejar la situación con un poco de cabeza, ya que al final, Amanda no ha regresado sola. La historia entre los personajes va cociéndose lentamente, con cabeza y sin prisas, lo que hace que resulte más creíble, dentro de su ficción, y que enganche tres veces más.


Hasta el momento no había leído nada de la autora, pero como habréis imaginado, esto es algo que va a cambiar porque me ha enamorado y quiero leerme todo lo que publique esta muchacha. Su estilo es muy ágil y ameno, plagado de frases preciosas dignas de enmarcar. Sus capítulos se van alternando entre la voz de Amanda y la de Max, dándonos una perspectiva total del mundo interior de ambos protagonistas, cosa que valoro mucho en novela romántica. Algo que me llamó la atención es que conforme avanzaba en la historia, su forma de escribir me recordaba en ocasiones a Mia Sheridan, una autora cuyas historias me cautivan, y que construye historias maravillosas.


De los personajes poco puedo deciros que no supongáis ya. En todos se observa un trabajo importante y además podemos ver cómo van evolucionando, adaptándose a los cambios que se les presenta. Amanda me gustó, a pesar de que en ocasiones eché en falta un poco más de arrojo, pero en líneas generales me pareció un personaje muy real. Max fue otro cantar. Después de mi parón lector de más de un mes, necesitaba un protagonista masculino así. Es más bueno que el pan y no tiene reparos en mostrarse sensible y natural, sin pretender ser un cuerpazo sin cerebro. Otro personaje que me gustó mucho fue Dan pero no voy a decir nada de él, solo que es una monada que da un toquecillo extra a la historia.


El amanecer de tu sonrisa es una historia de amor que se cocina a fuego lento pero que te atrapa muy rápido. Con unos personajes a la altura de la historia, y una narración ágil y amena, me mantuvo enganchada desde la primera página. Sin lugar a dudas, una novela que os recomiendo mucho.

OPERACIÓN CRISÁLIDA – Jaime Larraín Ayuso

martes, 30 de octubre de 2018




«
El empresario Brian Feller jamás imagino que el suyo sería un secuestro extraordinario. Considerado como el invitado, Feller pasa sus días de encierro degustando los mismos platos exquisitos que tanto le gustaban cuando vivía en libertad y manteniendo ricas conversaciones sobre filosofía y económica con Alex, su secuestrador de setenta y dos años, quien, por extraño que parezca, vela por su bienestar.


La Operación Crisálida tiene como objetivo no solo el secuestro de un eminente empresario, sino también lograr un cambio radical en la economía mundial. Temas como el 15M, el movimiento de los Indignados o los atentados de ISIS en Bataclán, se deslizan por la novela a modo de telón de fondo.
» 


¡Buenas tardes de martes familia! Os prometí ponerme las pilas con el blog y me estoy esforzando porque no quiero que me coman los pendientes. Cuando la editorial DNX me ofreció reseñar esta novela, me llamó tanto la atención, que a pesar de no ser muy de mi estilo, me pudo la intriga y decidí darle una oportunidad, saliendo de mi zona de confort. Os adelanto que al sumergirme entre sus páginas me encontré con una historia muy diferente y alejada de lo que suelo estar acostumbrada. Antes de comenzar la novela pensaba que se trataría de un thriller, pero eso no fue exactamente lo que me encontré. 

Como indica su título, esta es la historia de un secuestro, y en torno a esa premisa va a girar toda la novela. A lo largo de las páginas vamos a ir viendo una radiografía del mismo, analizando todos los pasos que se llevaron a cabo para secuestrar al empresario Feller. Lo interesante de la novela es que el caso está bastante lejos de poder llamarse secuestro, más bien, y salvando las distancias, acaba siendo un invitado, al que tratan de hacer sentir como en casa. Quienes le retienen no buscan una recompensa económica, si no asentar un cambio en el orden mundial. La idea me parece que tiene potencial y es interesante por sí misma. Además a esto hay que sumarle que el autor incluye temas como corrupción, organizaciones clandestinas que manejan el mercado mundial a su antojo o terrorismo. Hasta aquí todo correcto. Pero tuve un problema y es que esperaba otra cosa.

Tuve la sensación de que el autor se centraba tanto en el secuestro que se perdía intensidad. Eché de menos un hilo conductor que al ramificarse, ganase potencial. No me malinterpretéis, la novela me gustó, pero me quedé con la sensación de que muchos temas se quedaban en el aire, y que otros muchos solo se tocaban por encima, cuando podían haber aportado mucho a la novela. El Grupo por ejemplo, creo que debería haber tenido más peso en la novela y centrar la trama un poco más en ellos, ya que yo me quedé con la sensación de que era un elemento más que añadir, pero no se desarrolla lo suficiente.


En resumen, mi problema es que esperaba un thriller lleno de acción, pero me encontré con un ensayo que toca temas muy interesantes y de una forma sutil pero certera. Me gustó la novela, eso no puedo negarlo, pero el enfoque de la sinopsis no juega a su favor, ya que varios blogs hemos resaltado precisamente este problema, así que leedle con otra idea y podréis disfrutar de la historia.


Algo que disfruté fue la forma en que el autor logra sumergirte en la novela. Hay párrafos que se hacen eternos, pero lo cierto es que sin darte cuenta estás metida de lleno en la historia. Los capítulos se corresponden con cada uno de los días de cautiverio, pero a su vez, tenemos una panorámica al pasado, viendo cómo se fraguó todo el plan y cómo fue apareciendo cada miembro del secuestro. Algo que me gustó fue que el autor juega mucho con la empatía, incluyendo historias cercanas que hacen que empatices con los personajes, pero también hablando de hechos reales que en su momento conmocionaron al mundo como el atentado en las torres gemelas.


En cuanto a los personajes encontramos un gran elenco del que tenemos pequeñas pinceladas que nos permiten conocerles vagamente pero lo suficiente como para enmarcarles en la historia. Todos tiene su función, pero sin lugar a dudas, quien más fuerza tiene es Alex. Él es quien logra establecer esa crítica social y esa idea de cambiar el mundo que nos rodea y esa necesidad de cambio que hay dentro de él, es lo que más me gusto.


Operación crisálida, no fue lo que esperaba, y eso hizo que la lectura me dejase con una sensación agridulce, pero gracias a su trama y a la forma en que el autor guía la obra, acabó gustándome. Espero que si acabáis dandole una oportunidad, lo hagáis con otra idea que os permita disfrutarla