NUNCANOCHE – Jay Kristoff

viernes, 7 de septiembre de 2018


«En donde los tres soles casi jamás llegan a ponerse, la joven asesina Mia Corvere acaba de unirse a la banda más mortífera de la República.

De niña, Mia escapó de milagro de la rebelión fallida de su padre, que murió ejecutado por traición. Su mundo se vino abajo y, sola y sin amigos, tuvo que huir de enemigos implacables. Pero su insólito don para conversar con las sombras la llevó por un camino más oscuro de lo que jamás hubiera podido imaginar.


Ahora, años más tarde, emprende un arriesgado viaje para demostrar su valía en la Iglesia Roja. Los pasillos de esta escuela de asesinos están repletos de peligros mortales. Aquí y allá amenaza la traición, pero, para llegar a ser una adversaria sin par, Mia debe sobrevivir a la iniciación. Solo así estará un paso más cerca de lo único que desea...Venganza.
» 




¡Muy buenos días de viernes! La semana pasada me escaqueé de publicar reseña por pereza pura y dura, pero hoy me he visto obligada a dejar de vaguear porque se me viene encima una tirada de colaboraciones que si no me pongo las pilas, voy a acabar sepultada entre libros pendientes. Si estáis viendo mis reseñas, os habréis dado cuenta de que llevo meses en los que todo lo que reseño pertenece a colaboraciones, así que estoy contentísima pero a la vez me estoy empezando a agobiar por no poder subir entradas más divertidas y dinámicas, pero es que necesito ir avanzando con las colaboraciones. Os pido paciencia si veis que el blog se vuelve monótono en ese aspecto, peeeero será algo temporal. Dont worry amiguis. Hoy os traigo una novela que conseguí gracias a Edición Anticipada, y a la que tenía muchas ganas. Solo os diré que quiero la segunda parte YA. 

El único propósito de Mia es ingresar en la Iglesia Roja para convertirse en una verdadera asesina y acabar con quien se lo arrebataron todo. Cuando era una niña tuvo que presenciar como ejecutaban a su padre por traición y como encerraban a su madre y su hermano. También intentaron deshacerse de ella pero afortunadamente, logró escapar, encontrándose de forma fortuita con Mercurio, quien la acogió y preparó para ingresar en la Iglesia Roja. Esta institución supondrá un reto para Mia, pero también para todas las personas que ingresan con ella y que se verán obligadas a luchar entre ellas para lograr ser las mejores en cada materia, llegando a traicionarse e incluso a matar a sus compañeros.

Cuando comencé esta novela tuve la sensación de que iba a ser un libro tremendamente denso. Una de esas novelas que cuesta leer y que acaba resultando tan tediosa que le coges tirria. En cierta parte me ocurrió esto, pero os aclaro que solo duro las primeras 150 páginas. El principio resulta interesante porque el autor describe muy bien Tumba de dioses y a las personas que habitan en Itreya, pero sus interminables explicaciones hacen imposible que la lectura fluya a un ritmo apetecible. Aun así, dichas explicaciones son necesarias para poder comprender la historia así que paciencia y al lio. Por suerte, una vez que logras salir del fango inicial que establece el autor, te encuentras con una obra que hace que merezca la pena pasar ese calvario inicial.


Nuncanoche es una fantasía oscura que cuenta con una trama atractiva y apasionante que engancha irremediablemente. Tensión, traiciones, misterio, muertes, sangre y más sangre, conspiraciones religiosas y políticas. Es cierto que el punto de partida puede resultar algo manido dentro del género juvenil, una joven que quiere venganza porque de niña la arrebataron a lo que más quería y que por ello tiene sed de sangre y se entrena para matar a to’ quisqui. Es cierto que novedoso no es, pero lo que distancia a esta novela de las otras es que el autor logra que la historia de Mia resulte creíble. La venganza está ahí y sirve de brújula, pero la trama no se reduce a eso, sino que prevalece la evolucionando que Mia tiene que experimentar para forjarse como una verdadera asesina. Estoy harta de ver a protagonistas que son superhéroes en 2 minutos. Eso es lo que hace diferente la novela. No tenemos una persona que es invencible y puede con todo sin saber ni por donde le ha dado el aire, sino que para lograr alcanzar sus propósitos pelea duro, mordiendo el polvo demasiadas veces.


La trama principal me mantuvo totalmente enganchada y hacia el final de la novela era incapaz de parar de leer. Algo que me gustó es que la trama está aderezada con diferentes sub-tramas que giran en torno a los diversos personajes que van deambulando por la novela y que resultan imprescindibles para el desenlace de esta primera historia. Aunque lógicamente el peso lo lleva la vida de Mia, tengo la esperanza de que algunas tramas que se quedaron un poco en el aire, sean fundamentales para la siguiente novela.


Si la trama me gustó hubo algo que me maravilló y fue sin duda la ambientación. Conforme leía me imaginaba la Venecia clásica de los tiempos del Imperio romano y es una convicción que se vio reforzada al ver ciertos aspectos de la organización política y estamental (salvando las distancia, claro) que encajaban bastante. Lo más llamativo para mí fue que Kristoff crea un mundo con tres soles donde siempre es de día a excepción de una noche cada tres años. La idea por si sola ya resulta interesante pero el autor no se conforma con crear ese universo sino que le otorga un contexto que resulta creíble gracias a la cantidad de datos que incluye al respecto. Realmente hubiese podido decir “oye hay tres soles y es una liada”, pero el autor decide ir más allá y hacer un buen trabajo creando un conjunto estructurado y viable. Así entre otras cosas, crea una sociedad dividida entre los seguidores del Dios de la luz (Ah) y quienes siguen a la Diosa de la oscuridad (Niah), hay mágica y Tenebros como Mia, que le dan un poco más de chicha a la historia.


A pesar de la extensión de la novela, no resulta lenta sino que a través del narrador omnisciente que nos cuenta todo lo que va aconteciendo, la historia toma un ritmo ágil y constante que hace que avances sin darte cuenta (excepto en los primeros capítulos, no lo olvidéis). Conforme avanzaba pasé por diferentes fases: una lenta y densa, otra muy ágil que no para, una tercera más lineal que se centra en el aprendizaje de Mia en la Iglesia Roja, y un desenlace de vértigo que no para hasta que cierras el libro. El autor intercala presente y pasado para dar una visión más amplia de la historia, haciendo que entendamos todo lo que tiene que ver con la vida de Mia, pero también de la república y los personajes relevantes. Hasta aquí todo bien, pero hay dos pegas fundamentales. En primer lugar las florituras. Entiendo que un autor culto meta frases laboriosas para demostrar lo leído que es, eso vale, pero llega un momento en el que me recordaba a un trovador antiguo. Por otro lado están las inmensas notas a pie de página. Son fundamentales, sí. Sin ellas no te enteras de la mitad, sí. Algunas eran el nuevo testamento, sí. Creo que el autor debe darle una vuelta y tratar de sintetizar un poco más.


Siguiendo en la línea de la reseña os diré que los personajes están muy bien trabajados y en todos se puede observar una clara evolución. Mia es una PROTAGONISTA de las que merecen una historia. No es una Katnish ni una Tris, no. Ella siente, experimenta, aprende. Va evolucionando al son de la novela, fallando y equivocándose como lo hacemos las demás. No sé explicar por qué, pero desde el primer momento me enganchó su forma de ser y me resultó una apuesta muy inteligente. Al igual que ella me gustó, el resto de personajes no se quedaron atrás, especialmente Tric, Don Majo o Naev. 



Nuncanoche es una historia simple pero atractiva de ritmo vertiginoso, ambientación magnífica y personajes bien trabajados. A pesar de que su narrativa pueda pecar de excesiva y su inicio sea denso, es una novela perfecta para quienes disfrutan de este género y quieren pasar un buen rato.


8 comentarios :

  1. Hola!
    He leído varias reseñas y lo ponen bastante bien, pero no lo veo para mi.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Creo que soy de las pocas que no consiguió disfrutar de este libro pero la verdad es que me resultó muy aburrido. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado^^ No paro de leer críticas positivas a este libro, aunque también algunas negativas, pero sé que no es mi tipo de libro y lo dejaré pasar. Por lo que nos cuentas la ambientación debe ser una pasada, pero sí, tiene pinta de que el autor tiene una pluma un poco cargada.

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Es la primera vez que veo esta portada. Sin duda no me fijaría en ella, no es el género que suelo leer y hasta meda algo de miedo, jajajaja.
    Una pena que se haga la lectura algo densa, así es cuando no se disfruta, aunque al final parece que te ha gustado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    A mí también me gustó mucho y coincido en que el principio es algo lento de leer hasta que llega a la iglesia roja, pero creo que es completamente necesario, lo bueno es que con el segundo toda esa presentación ya no la tendremos y podremos disfrutar mucho más de Mia y esta ambientación tan oscura y sin tapujos.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    No conocía la novela, pero parece que podría disfrutar de su lectura, así que me lo llevo apuntado y espero que en un futuro poder leerlo.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, hola!

    No conocía este libro.
    Y con eso que ya viene la temporada de Halloween, sí que me vendría bien. Un libro ideal para este otoño ❤

    Muchas gracias por el post
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola Rebonica!!
    Cuantisimo tiempo sin pasarme por aqui :$
    Llevo un tiempo fuera de este mundillo pero espero retomar poco a poco aunque no sea con el mismo ritmo de antes...
    No había leído reseñas de este libro aunque si tiene muy buenas criticas (al menos por twitter) jaja
    Ahora que he leído la tuya, la verdad es que no la descarto para nada! Suena interesante e incluso diferente :)
    Un Besote!

    ResponderEliminar