LOS NOMBRES DE LA MUERTE – Sergio Sola Ponce

miércoles, 25 de abril de 2018

 

«
Oliver Patt y Emily Clark son dos arqueólogos que entienden su profesión de formas diferentes y opuestas. Ambos buscan las tumbas de los grandes personajes que han marcado una época. Oliver encuentra la tumba de Genghis Khan y Emily la de Alejandro Magno. Pero el verdadero hallazgo está en unas inscripciones que tienen las tumbas y que parecen estar relacionadas.


Juntos deberán formar equipo mientras intentan descifrar cuál es el misterio que envuelve esas tumbas y que parece poner en peligro sus vidas.


Mientras, en el resto del mundo, una gran guerra estalla. Diversos ataques terroristas se suceden por todas partes, provocando innumerables muertes. Debido a eso, se adoptan medidas de emergencia provocando lo que llaman La Guerra Santa. Detrás de todo el conflicto, un hombre mueve los hilos causando la muerte de cientos de miles de personas.
» 


¡Buenos días de miércoles familia! Parece ser que he cogido el gustillo a tomarme una semana sabática entre publicación y publicación, pero os prometo que no es algo meditado ni que piense establecer como una rutina. Como ya os adelanté hace semanas,  voy a publicar cuando me quede tiempo libre ya que actualmente estoy inmersa en muchas cosas y no me queda apenas tiempo para leer, así que menos aún para reseñar dos novelas por semana. Aun así, en medio de este caos que se ha instalado en mi vida, decidí darle una oportunidad a la última novela de Sergio Sola. Hace un tiempo se puso en contacto conmigo para ofrecerme su primera novela Ley natura y la experiencia fue tan positiva que no dudé en decirle que sí con Los nombres de la muerte. Como adelanto os diré que la historia entretiene y que personalmente me ha gustado. 

Si algo me gusta de este autor son sus puntos de partida. Tal y como ocurrió en Ley natural, la novela comienza con una premisa atractiva capaz de enganchar al lector dejándole con ganas de continuar con la lectura para poder descubrir que es lo que va a pasar. En esta ocasión la novela comienza en el momento justo en que Oliver Patt  está a punto de descubrir la tumba oculta de Genghis Khan. Emily Clark descubrirá a su vez, la tumba de Alejandro Magno. Lo que parece un hecho en sí mismo relevante, quedará empequeñecido ya que lo realmente importante y que marcará el rumbo de la historia serán las notas que encuentran en dichas tumbas.

Al principio de la novela nos encontramos con tres historias paralelas, la de Oliver, la de Pierre y la de Emily. A simple vista, sus historias no guardan demasiada relación, de hecho, la historia de Pierre es en cierta forma independiente aunque muy relevante, pero lo que si ocurre es que conforme avanzamos un poco, los caminos de Oliver y Emily acaban fusionándose hasta acabar siendo una única historia. Ya Lo dije en su anterior novela, pero quiero repetir que me gusta que se creen novelas en las que coexisten diversas tramas que en un punto de la historia acaban interconectándose. Me gusta que el autor tenga la destreza de guiar dos historias aparentemente diferentes, y ser capaz de ir incluyendo pequeños detalles que hacen que el lector vea cierta unión entre ambas. Creo que es un recurso que otorga mucho peso a la novela y que el autor sabe utilizar con bastante destreza.


Aunque me gusta mucho la estructura de la novela y la forma de crear las diferentes tramas, reconozco que la historia en sí, no ha acabado de convencerme. Creo que es un tema meramente personal, pero me ha resultado poco creíble el desenlace de la novela. La aparición estelar del causante de todo lo que ocurre, no me convención porque esperaba otro tipo de cosa. Ese desenlace no me gusta. Me parece precipitado, idílico y poco creíble. Creo que ha sido una forma poco afortunada de cerrar una buena novela. Pero aun así os diré que el trasfondo que esconde la historia me cautivó y que la valoración general fue positiva.


En esta ocasión encontramos una crítica feroz hacia la religión. El autor habla de la guerra santa en la que nos vemos envueltos de un tiempo a esta parte. Usa un tema muy candente como el de los atentados yihadistas para reflejar la actitud despreciable que adopta la sociedad guiada por el miedo y el odio. Da igual si tu vecino marroquí lleva 30 años en tu edificio, es muy probable que comiences a sentir miedo de él. Pero no solo se limita a reflejar este tipo de hechos. Trata de ir más allá incluyendo un tema tan controvertido como la creación de las religiones así como su finalidad. Me parece algo arriesgado pero a mí me ha parecido tremendamente interesante y valiente. Otro tema que se toca en la novela y que me parece importante resaltar, es el papel que tiene la industria armamentística en las guerras ideológicas o religiosas y como se lucran y las fomentan.


La narración es otro punto fuerte. Una novela ágil y amena que se caracteriza por su ritmo trepidante. Desde el inicio y hasta un poco más de la mitad de la novela, el ritmo es constante sin decaer en ninguna de las tramas, logrando enganchar al lector gracias a la intriga que genera con los diversos acontecimientos que se van sucediendo. Hacia el final de la novela ocurre un parón que hace que la narración se vuelva algo más lenta y pausada, aunque no por ello hace que decaiga el interés.


Sobre los personajes poco tengo que comentar. Están bien trabajados, eso es cierto, pero no es que otorguen mucho peso a la trama. Durante toda la historia tuve la sensación de que eran quienes me contaban la historia pero poco más, y eso no hizo que fuese peor, simplemente creo que es una forma de enfocar la novela. Eso sí, el personaje de Oliver me sacó de quicio. Es un chulo playa que se cree un adonis perdonavidas. Creo que este tipo de protagonistas masculinos están manidos ya. Además no sabe si va o viene. A veces es un chuleras inaguantable, y otras parece sacado de Disney. No me gustó pero bueno, tampoco estorba.


Los nombres de la muerte me ha mantenido enganchada a sus diversas tramas. Con una reflexión muy potente y un ritmo trepidante, es una novela que se lee en un suspiro. A pesar de algunos peros es una novela que recomiendo a aquellas personas que disfrutéis con este tipo de historias. 

4 comentarios :

  1. No he leído ningún libro de este autor, pero me ha llamado la atención la sinopsis y aunque digas que el desenlace no te ha convencido demasiado creo que le daré una oportunidad en un futuro que espero no sea muy lejano. Me lo apunto :)
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Con este sí que no me animo, no me parece de mi estilo y no creo que lograse disfrutarlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No me llama mucho así que lo dejaré pasar, pero ¡gracias por la reseña!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hooooola, bonita!
    Ay, yo también he decidido publicar cuando tenga tiempo y me vaya bien porque lo último que quiero es que mi hobbie se transforme en una obligación y deje de disfrutarlo.

    En cuanto a la lectura, este tipo de libros no me llama demasiado. El tema de las tumbas y descubrimientos y demás sí que me llama pero si a ti no te ha terminado de convencer como se han llevado las cosas y los personajes tampoco aportan gran cosa al desarrollo de los acontecimientos, no sé yo si lo leeré. Eso sí, me alegro mucho de que la pluma haya sido amena y entretenida y que tenga un ritmo trepidante siempre es un punto a favor.

    ¡Mil besos preciosa!

    ResponderEliminar