ESTOCOLMO DE NOCHE – Caridad Bernal

martes, 30 de enero de 2018



«Ella no buscaba historias con final feliz, sino ser feliz en su propia historia. Después de una traición amorosa, a Blanca se le desmorona su mundo de la noche a la mañana. Para aclararse las ideas, tras haber roto con todo decide aceptar la oferta de su hermana y trasladarse a Estocolmo durante una temporada. Allí, tremendamente deprimida, Blanca solo puede verse como un estorbo: no habla la lengua, no tiene trabajo.

Hasta que un día se cruza con un hombre al que sigue como Alicia tras el Conejo Blanco, que la conduce a una madriguera donde está Einar Lönnberg: un zorro para los negocios que, tras conocerla a ella y su encantadora sonrisa, decide contratarla como agente inmobiliario.


Con Einar como jefe, para Blanca empieza una nueva vida en Estocolmo en la que se harán realidad muchos sueños.
» 



 

¡Buen día familia!
Como ya sabréis he estado con un virus que me ha dejado el cuerpo molido y sin ganas de nada. A lo largo de estas dos semanas no he leído apenas, y ese es el principal motivo por el que no tengo muy claro cómo voy a estructurar las reseñas de aquí en adelante, porque voy con cierto retraso. Antes de tomarme un descanso y de caer mala, la autora Caridad Bernal se puso en contacto conmigo para ofrecerme volver a reseñar una de sus novelas. Hace un tiempo pude leer Pescando salmones en Alaska  y como me gustó la novela y la pluma de Caridad, no dudé ni un instante en volver a darle una oportunidad. En esta ocasión me he encontrado una novela más completa y estructurada, y aunque me ha gustado, y volveré a leer sus novelas, hay ciertas cosillas que no me acabaron de convencer. 


Blanca decide dejar toda su vida atrás e irse a Estocolmo tras descubrir que su pareja le ha engañado. Su hermana Violeta lleva años viviendo en dicha ciudad, y sin pensárselo dos veces, decide refugiarse junto a ella para tratar de superar lo que la ha ocurrido. A pesar de estar a miles de kilómetros de lo que la hizo daño, es incapaz de sobreponerse y volver a ser la que era, pero todo esto cambia al entrar por error en una inmobiliaria. Ella perseguía a otra persona, pero allí conocerá a Einar, quien la ayudará ofreciéndola un trabajo. Lo que empieza como una simple relación laboral, acaba convirtiéndose en algo mucho más importante, que hará que Blanca salga de ese letargo en el que ha estado inmersa tanto tiempo. Por desgracia, Blanca aprenderá que para Einar lo único realmente importante en la vida son las ganancias, y que es capaz de usar a las personas como meros títeres para lograr un fin.

Si ya habéis leído algo de la autora, os adelanto que en esta ocasión nos encontramos con un patrón muy similar al que nos acostumbró en su primera novela. Una trama romántica que a simple vista resulta bastante simple, pero a la que añade ciertos elementos capaces de otorgar chicha a la historia. Elementos como las propias vivencias de los personajes o los giros argumentales que van apareciendo conforme avanzan las páginas. Esto es algo que me gusta mucho de la autora, y es su capacidad para convertir una idea sencilla en una novela apetecible y entretenida, capaz de crear esa necesidad de continuar leyendo. Otro punto a favor es el cambio de ambientación. Estamos acostumbrados a ver escenarios que se consideran más aptos para un romance, como si en Finlandia o Moscú la gente no viviese grandes historias de amor. Me gusta mucho que dé esa pequeña vuelta de hoja y nos muestre Estocolmo de forma bastante fiel, sin limitarse a citar la ciudad, sino siendo capaz de hacer un retrato de la misma y sus costumbres, acercando la historia al lector.


Si bien Pescando salmones en Alaska me enganchó desde el primer momento, reconozco que no me ocurrió lo mismo con esta novela. Al comenzar me gustaba la premisa y además la protagonista me parecía que podía dar mucho juego, pero lo cierto es que me costó entrar en ella. El problema inicial fue que yo no estaba muy por la labor de leer a cauda de la situación personal que estaba atravesando y porque además estaba en medio de un bloqueo lector. Aun así, aunque empecé la historia un poco forzada, logré disfrutarla y olvidarme de lo demás mientras leía.


A nivel narrativo nos encontramos con una novela ágil y fresca. Lo que más me engancha de las novelas de Caridad es la forma que tiene de contar sus historias, ya que gracias a su lenguaje cercano y coloquial, logra acercar lo que ocurre al lector. Por si esto no fuera suficiente, se toma su tiempo en describir todo lo que rodea a la novela, tanto en relación a los personajes como a la ambientación, sin resultar repetitivo ni pesado. Aunque a nivel general la narrativa me ha gustado mucho, creo que existe un error importante en esta novela y es el abuso que se hace de las exclamaciones. En una novela con lenguaje coloquial tiene que haber exclamaciones porque en la vida real, la gente gritamos y nos emocionamos al hablar, pero hay ocasiones en las que me parecía totalmente innecesario y me chirriaba leer diálogos normales, como si fuese una exaltación vital.


La principal pega que tuve con su anterior novela fue que creía que no se había profundizado todo lo que se podía en los personajes. Pues bien, la autora ha solucionado este problema, presentándonos un elenco de personajes bien trabajados y definidos. Prácticamente desde el principio conocemos la personalidad de cada personaje, por lo que es fácil anticipar los pasos que va a dar cada uno de ellos. A grandes rasgos todos los personajes me han gustado y creo que son relevantes en la historia. Blanca y Einar son unos buenos protagonistas, que dan mucho juego, aunque en ciertas ocasiones lograron sacarme de quicio con sus idas y venidas. 


Estocolmo de noche es una novela ágil y amena que nos cuenta una bonita historia de amor, en un escenario poco habitual. Con ciertos giros que dotan de mayor profundidad a la trama, es una novela que recomiendo para aquellas personas que disfrutan con este tipo de novelas. 




5 comentarios :

  1. Tengo una relación de amor odio con este tipo de novelas, unas las amo y otras me horrorizan. De momento le dejaré pasar, pero no le descarto del todo;)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Qué lata lo de la enfermedad, mejórate :D
    El libro la verdad es que parece de lo más completo, y me he quedado con ganas de saber más. Me lo apunto.
    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Este libro lo leeré en breve, a ver que me parece a mí.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por tus palabras, Marta. Me esforzaré para que en la tercera no puedas encontrar nada que te chirríe. De todas formas, el que digas que volverás a leerme a pesar de todo, es ya un éxito. Cuídate mucho, ¿quieres? ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Pues después de leer tu reseña creo que éste libro podría gustarme, así que me lo apunto, otro más para la lista de lecturas pendientes jejeje
    Espero que ya estés completamente recuperada ;)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar